miércoles, 15 de agosto de 2012

Los niños de los basureros de Guatemala



Cuando pienso en mi niñez recuerdo libros, juegos, los dibujos animados que veía después del cole, en fin, pero sobre todo mucha ilusión y muchos sueños de futuro, alguno irrealizable, aunque a mí no me lo parecía, me creía capaz de todo. Sin embargo hay muchos niños en el mundo que tan sólo pueden soñar con ser niños, porque sus vidas poco o nada tienen que ver con las de los demás niños, tienen que trabajar en condiciones verdaderamente penosas, y por supuesto no van a la escuela. Estos niños sueñan con ser niños, la vida les ha puesto en la peor de las situaciones: La de la pobreza y la marginación social.


Son muchos los niños de diferentes países que se ven obligados a dejar de estudiar para sustentar a sus familias, hoy me gustaría hablaros de los niños “Guajeros” de Guatemala, quienes se ven obligados a recolectar desperdicios en los basureros. Estos niños viven en unas condiciones de pobreza y marginación realmente trágicas, además presentan graves problemas de salud causados por la exposición a los residuos tóxicos del basurero. No podemos olvidar que Guatemala tiene una de las mayores cifras de mortalidad infantil en América Latina, además un gran porcentaje de niños menores de cinco años presentan grados extremos de desnutrición, datos realmente alarmantes, escalofriantes diría yo. Sin embargo, las familias de estos niños tienen tan asumida su situación que la ven como algo normal, incluso  son los propios padres los encargados  de llevar a sus hijos al basurero a trabajar, pues consideran que los niños deben colaborar en la maltrecha economía familiar.

Posiblemente a estas alturas muchos de vosotros ya estaréis horrorizados, y posiblemente os preguntéis cómo puede ocurrir esto en pleno SXXI, cómo pueden seguir ocurriendo estas cosas con todo lo que el ser humano ha evolucionado en estos últimos años. Me gustaría tener la respuesta para esa pregunta, pero como os podréis imaginar, no la tengo, desgraciadamente la pobreza sigue siendo una realidad en estos tiempos, y no parece que la irrupción de las nuevas tecnologías y las redes sociales vayan a cambiar nada. Es más, quizá incluso contribuyan a acentuar las diferencias entre los seres más privilegiados y aquello que no tienen nada.

Me gustaría dejaros con un vídeo que he encontrado en youtube en que se denuncia esta situación, se trata de una sucesión de imágenes de niños de la Comunidad Esperanza en Cobán, capital de Alta Verapaz en Guatemala. En este lugar se está desarrollando el “Proyecto formación y acompañamiento integral para niños y jóvenes en situación de riesgo”. Dicho proyecto está financiado por la Asociación Comunidad Esperanza, quienes a su vez reciben ayuda de la Fundación Esperanza para la Cooperación y Desarrollo de España, asociación sin ánimo de lucro que está llevando un atisbo de esperanza, (nunca mejor dicho) a estos niños. Tan sólo espero que todos ellos tengan una buena vida, y que en el futuro todas las penalidades por las que han debido pasar sean sólo un mal recuerdo.

No les abandonemos, merecen una vida digna y feliz, como el resto de los niños del mundo, ¿no es así?

No hay comentarios:

Publicar un comentario