miércoles, 14 de noviembre de 2012

Cambia tus palabras y cambiarás el mundo


Ayer por la tarde, mientras me esforzaba por aprender los conceptos del tema 4 de El lenguaje humano, eché un vistazo a mi cronología de twitter, a ver que se cocía por ahí. Entonces vi un vídeo que realmente me conmovió, era un anuncio, pero se puede extrapolar mucho de esas imágenes, yo al menos así lo hice y por eso os quiero hablar de ello.

En el vídeo se podía ver a un anciano ciego pidiendo limosna en la calle, que bien podría estar en el Londres de mis amores, “soy ciego” rezaba su cartel, sin embargo, no tenía mucho éxito y apenas recogía alguna que otra moneda. Entonces un día una joven con gafas de sol repara en el hombre, y sin decir una palabra coge el cartel en sus manos, y empieza a escribir algo en él, el hombre mientras tanto toca los zapatos de la joven con curiosidad. Sucede entonces un milagro, la gente comienza a dejar monedas a raudales, el hombre no da crédito a lo que está sucediendo, ¿qué habrá escrito aquella chica?, se pregunta. Un día la joven vuelve, el hombre reconoce sus zapatos, y le pregunta: ¿qué hiciste? Ella responde: “escribí lo mismo, pero con diferentes palabras” En ese momento tenemos una visión del cartel, “hace un día maravilloso, pero yo no puedo verlo” El slogan final es algo así como “Cambia tus palabras y cambiarás el mundo”

Como ya he dicho se trata de un anuncio, y probablemente serán actores interpretando un papel, pero yo he conseguido sacar una enseñanza de ello, las palabras tienen mucho poder, tanto que pueden cambiar el mundo. Yo no sé si mis palabras podrían cambiar el mundo, ¡ya quisiera!, me temo que soy muy pequeña para tan alto objetivo, pero sí que puedo cambiar el mío, y en ello estoy.

Sería muy fácil pasarme la vida lamentándome, pero es que no me gusta el papel de víctima, y desde luego no me quiero convertir en una, prefiero ser la chica alegre y soñadora que siempre he sido. Me gusta ser como soy, aunque esté un poco loca, confiar en la gente, esperar que la vida algún día me de alguna sorpresa agradable, por qué no, todo puede cambiar de la noche a la mañana. Las cosas buenas y malas que me han ocurrido han hecho de mí la persona que soy en día, y me siento muy feliz de ser así. Últimamente he oído mucho que soy un encanto, y quiero seguir oyendo esa frase, así que por convertirme en un muermo de tristeza y frustración, en alguien del que todo el mundo huye porque parece que sólo le ocurren desgracias.

Tengo mucho por lo que dar gracias, por mis hermanas, por mis amigos, porque mi abuela siga aquí con 90 años, ¡que ya son años!, hasta por vivir en casa de mis padres, ¡cuanta gente daría lo que fuera por tener la casa de sus padres! También os tengo a vosotros, amigos de mi blog, que me hacéis muy feliz cada vez que comentáis algo, ya sea aquí o en cualquier red social, es de agradecer que os toméis la molestia de dedicarme vuestro tiempo, leyendo primero y comentando después.
Tengo mucho que agradecerle a la vida, no me cabe la menor duda, es muy hermoso seguir aquí, viviendo cada nuevo día con esperanza e ilusión. Yo he decidido cambiar mis palabras hace ya mucho tiempo, y mira algo ya he notado, no puedo evitar sonreír a todas horas, y eso ya es algo, ¿verdad?

Ya lo he dicho antes, vivimos tiempos convulsos, parece que no hay esperanza, pero sí que la hay, está ahí en algún sitio, sólo tenemos que seguir luchando, aferrándonos a la vida con fuerza, que es demasiado bonita para saltar un día por la ventana. Que no nos quiten las ganas de seguir viviendo, cambiad vuestras palabras, puede que no cambien el mundo, pero al menos cambiarán el vuestro, y ya es algo, ¿no es así?

Si queréis ver el vídeo os lo dejo en el siguiente enlace "The power of words", vaya si son poderosas, ¿verdad? Me gustaría darle las gracias a Aitor, que fue quien compartió el vídeo en twitter, como puedes ver yo lo he visto con otros ojos y me ha servido de inspiración para escribir esta entrada, así que lo dicho muchas gracias por compartirlo.

Y para terminar os dejo con un vídeo musical, esta vez os voy a sorprender, no es una pieza de ópera de esas que tanto me gustan, me parece más adecuado decir "Gracias a la vida, que me ha dado tanto, me ha dado la risa y me ha dado el llanto". Preciosa canción de Violeta Parra, interpretada por la gran cantante argentina Mercedes Sosa, guiño para mi amiga Fiorella, que desde Londres echa mucho de menos el Buenos Aires de sus amores, así que ya sabes amiga, va por ti, y por todos vosotros.


7 comentarios:

  1. Que linda sorpresa noe!! Muchas gracias!! Cada tanto entro a tu blog y Leo tus notas, y esta vez un regalito para mi. Gracias!! Hermosa cancion!! Me alegra mucho saber q estas bien y tan positiva. Es asi.. El cambio empieza x uno mismo y la vida es como vos queres que sea. Un abrazo grande!!! Xxx

    ResponderEliminar
  2. De nada Fiore, me alegro que te haya gustado, hace poco puse este vídeo y le diste al me gusta, como me dijo Caro que echas mucho de menos Argentina pensé en darte una sorpresita para que te sientas especial. Tienes dos princesas preciosas por las que dar gracias y sonreír, entre otras cosas,eso ya merece la pena, ¿verdad?. Un abrazo más que grande!!! XXXX

    ResponderEliminar
  3. No sabes lo que me alegra leerte, lo que me alegra leer estas palabras, y no sabes lo que me ha gustado como has contado con tus palabras lo que se visualiza en el video. Sigue así Noelia, porque tu vales mucho.

    Cuando quieras nos tomamos ese café y charlamos un ratito.

    Te he dejado un regalo en mi blog.

    ResponderEliminar
  4. Cuando quieras María, me encantó coincidir contigo en el curso de fotografía, así que encantada de quedar contigo cualquier día, ahora ando liada con las dichosas pruebas de evaluación continua de la UNED, pero en cuanto pase el viernes de la semana que viene volveré a ser libre por el momento.Muchas gracias por tus palabras, te lo agradezco de corazón,y gracias por el regalito del blog, me ha encantado.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado la historia del ciego, es preciosa. Aunqe últimamente comento poco te leo siempre. Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Marigem, agradezco tus palabras de corazón. Este vídeo lo puso otra persona en twitter, me llegó tanto que no pude evitar contar la historia a mi manera. Me alegra que te haya gustado, es muy tierna, ¿verdad?. un beso

    ResponderEliminar
  7. Afectivamente es así,el lenguaje el poder del habla es lo que nos diferencia de los animales.Es el poder de lo supremo,sin lenguaje no nos hubiéramos diferenciado de los animales.
    Aunque a veces los animales casi siempre son más inteligentes que las personas. ;-)

    "Las palabras elegantes no son sinceras;las palabras sinceras no son elegantes"

    ResponderEliminar