domingo, 30 de septiembre de 2012

Felicidades Marta


Hace unos días me asomé de nuevo a  nuestro grupo “Herramientas para labúsqueda de empleo”, y descubrí que una de nuestras compañeras, Marta, había conseguido por fin trabajo. La alegría que sentí por ella fue inmensa, no sólo por lo importante que es para ella contar con un sueldo todos los meses, sino por la esperanza que nos aporta a los demás, que seguimos esforzándonos para lograr lo mismo que ella. Si a ella ha podido los demás también, lo que significa que el esfuerzo, la lucha y el tesón al final dan resultado, puede llevar más o menos tiempo, pero si plantas un árbol y le dedicas los cuidados necesarios al final florece.

Nuestro grupo “Herramientas en la búsqueda activa de empleo”, y el subgrupo “Parejas voluntarias en la búsquedade empleo”, está siendo un ejemplo extraordinario de solidaridad y compañerismo. Todos tenemos algo que aportar, tanto las personas como estamos en búsqueda de empleo, como las que tienen la suerte de tener uno, algo tan complicado en estos días. Si alguien se desanima enseguida aparecen un montón de mensajes de ánimo para esa persona, algo que sucede de vez en cuando, porque la lucha es ardua y los resultados no se ven a primera vista. Cuando alguien comparte algo, enseguida todos agradecemos la colaboración de esa persona, y lo compartimos o recomendamos para que así tenga mayor alcance.

Y si ya hablamos de la iniciativa “Parejas orientadoras en la búsqueda activa de empleo”, impulsada por Lidia Llop, a quien tengo mucho que agradecer, pues es ella quien me está llevando a sacar lo mejor de mi misma en este momento complicado de mi vida. Ella fue quien me animó a seguir escribiendo, incluso me ha animado a establecerme por mi cuenta como Free Lance, algo que me estoy planteando muy en serio, a lo mi talento para escribir y mi capacidad de comunicar es la mejor solución.
Como me decía Lidia hace poco además de saber escribir, algo que no es tan frecuente en estos días, y el hecho de que inspiro confianza podrían ser mi tabla de salvación, después de todo a veces hay que arriesgar para ganar algo, ¿verdad?

Recomiendo a todo el mundo que se pase por el grupo y el subgrupo, no sólo si estáis en búsqueda activa de empleo, si estáis en ese grupo tan raro ahora mismo de empleados también os invito a formar parte de la iniciativa. Necesitamos más gente empleada en el grupo para formar esas parejas orientadoras, ya que algunas personas, Lidia es una de ellas, están haciendo doble trabajo orientando a más de una persona, así que vuestra ayuda será más que bien recibida, vuestra experiencia y sobretodo vuestro apoyo son indispensables para aquellos que todavía están esperando a su “pareja orientadora”.

Gracias a la iniciativa puedo decir que he Renovado mi optimismo, estoy aprendiendo mucho, y estoy recuperando la confianza en mi misma que había perdido hacía ya bastante tiempo. Lidia me está enseñando a creer en mi misma, a darme cuenta de lo mucho que valgo y de lo mucho que puedo ofrecer, así que por qué no podría ser una de esas personas emprendedoras que salen adelante por si mismas, después de todo no tengo nada que perder.


Querida Marta, perdona que no te haya dedicado mucho espacio en este post, te quiero dar mi más sincera enhorabuena, sin duda te lo mereces porque has trabajado mucho, te has esforzado y al final tu esfuerzo y tenacidad han dado fruto. 
Y para celebrar tan buena noticia que te parece si la celebramos con un poco de música, y como no va a ser todo ópera, (por mucho que adore a Anna Netrebko), se me ha ocurrido que quizá lo más adecuado en esta ocasión sea La Sinfonía Número 9 de Bethoven, es decir , El himno a la alegría, que tenemos mucho que de que alegrarnos, ¿verdad?.

Un besazo para ti y para todos los que estáis dándolo todo en  nuestros dos grupos, ya somos casi familia, ¿no es así?

sábado, 29 de septiembre de 2012

Desfile solidario en Gijón



Nuestras amigas de La Casa de la Vida andan muy alborotadas estos días, los nervios están a flor de piel, según me ha dicho un pajarín no paran de ensayar, y ensayar. Seguramente todos vosotros os estaréis preguntando que motivo tendrán estas  mozas tan alegres y dicharacheras para tanto nervio y alboroto, pues bien, nuestras amigas se están preparando para un desfile muy especial, ¿queréis saber más?, pues ahí vamos.

El 19 de  octubre se conmemora el Día Internacional de la lucha contra el cáncer de mama, ese día nuestras chicas se convierten en improvisadas modelos y bailarinas. Se suben a la pasarela con la misma ilusión que Claudia y Naomi, pero con mucha más gracia y garbo que las propias tops. Así que durante estos días todo son ensayos y nervios, ya que nuestras chicas se toman muy en serio este evento que llevan realizando año tras año desde hace cuatro. El antiguo teatro Albéniz se convierte ese día en improvisada pasarela de moda, para que nuestras amigas puedan dar una vez más muestra de su energía y su garbo. Dejando atrás la timidez y todos los complejos se convierten en auténticas estrellas de la pasarela, las reinas diría de yo del espectáculo, demostrándonos a todos que son capaces de todo y a que valientes y decididas nadie les gana.

Como ya os he contado en ocasiones anteriores, estas chicas no reciben ningún tipo de subvención, ni ayuda, por lo que vuestra colaboración es absolutamente necesaria, así que no les falléis, si podéis no dejéis de acompañarlas en ese día tan especial. También podéis echar una mano adquiriendo alguna de las cosillas que venden en la casa, pulseras, lazos, hasta vasos de sidra. Pero lo que más necesitan son socios y patrocinadores, recordad que esta enfermedad es muy dura, que quienes la padecen necesitan un hombro en el que apoyarse, y que mejor hombro que el que ofrecen estas chicas de manera solidaria y altruista.

Así que ya lo sabéis el día 19 de octubre en la sala Albéniz de Gijón os están esperando las chicas más alegres y marchosas del mundo entero, no les falléis.

Os dejo un poco de información sobre las actividades de nuestras amigas


Si queréis saber más sobre estas chicas os invito a pasaros por su página de Facebook 

martes, 25 de septiembre de 2012

Tengo 38 años, y qué


Hace unos días una compañera del grupo de Linkedin “Herramientas para la búsqueda activa de empleo”, se lamentaba de lo difícil que está siendo para ella este momento, y de lo cansada que está ya de recibir la callada por respuesta cada vez que envía un CV. Según nos relataba en uno de los debates de este grupo todo este silencio se debe nada más y nada menos que a su edad, ya que está cercana a la ciencuentena, y en este país si pasas de los 25 años ya no cuentas en casi ningún proceso de selección.
La pobre mujer estaba bastante baja de moral, así que decidí animarla pero equivocando el enfoque, “sé como te sientes”, “a mí me pasa lo mismo”, etc. Entonces llegó Lidia, mi pareja orientadora en esto de la búsqueda activa de empleo, y nos recordó a las dos que tener 40, 50 o 60 años no es nada malo, al contrario, lo que debemos hacer es defender nuestra edad con ahínco, dejando claro que no somos menos que nadie por este motivo, todo lo contrario tenemos mucho que aportar.

Entonces me di por aludida, a ver si yo estoy contenta con mi edad, me siento más segura de mi misma ahora que tengo 38 años, me encuentro más a gusto en mi piel, y tengo más claro que nunca lo que valgo, he ido adquiriendo madurez y sensatez. Por nada del mundo quisiera volver a los 20 años, cuando estaba perdida y no sabía que rumbo tomar, entonces me guiaba a impulsos del corazón, algo que no siempre me daba buenos resultados, y debo confesar que fui un poco rebelde, lo que me llevó a cometer muchos errores. Ahora soy la suma de todo lo que he sido, de lo bueno y también de lo malo, lo que me hace ser un poco más sabia, o eso creo yo.
Puedo decir con orgullo que he sido un miembro casi indispensable en mi equipo de trabajo, he sacado de más de un apuro a la empresa en la que trabajaba, mis compañeros se apoyaban en mí y solían acudir a mí en busca de consejo. Me veían como a una persona sensata, una buena compañera en la que se podía confiar que siempre que me necesitaban estaba ahí, por lo que he dejado huella en muchos de mis compañeros de trabajo. También he sido muy respetada por mis superiores, que veían en mí a una empleada fiel y responsable que jamás dejaba algo sin terminar, yo me ocupaba de casi todo, y estaba pendiente hasta del más mínimo detalle.

Me siento muy orgullosa de lo que he hecho a lo largo de estos años, de mis días en Londes, cuando salía de trabajar corriendo para ir a aquellas clases de inglés que me permitieron sacarme el First y el Advanced en un año. Pero también de las muchas noches en vela trabajando en algún que otro  hotel en el Principado, noches que yo procuraba amenizar con un buen libro.

Querida Purificación, no te conozco, pero me imagino que tú historia será parecida a la mía, que habrás tenido que trabajar muy duro para sacar a tu hija adelante, y que habrás hecho lo que hiciera falta para que a ella no le faltara de nada. Sé que el momento que estamos viviendo es duro, y que al igual que yo necesitas sentir que vuelves a tener el control de tu vida, algo que ahora se te antojará casi imposible. No te rindas, tú al igual que yo eres la suma de todo lo que has hecho en tu vida, estoy segura que eres una trabajadora excepcional, que acumulas mucha experiencia, algo que no sería posible si tuvieras 20 años. Tú ya sabes casi todo de la vida, así que sabrás lidiar con cualquier situación complicada que se te plantee, sin duda hallarás recursos para enfrentarte  a lo que sea sin  lloriquear ante el menor contratiempo.
 Definitivamente no es tu edad el problema, eso es una bendición, ya quisieran muchos haber llegado a donde lo has hecho tú. El problema es que todavía hay  mucho tonto en este país que piensa que lo sabe todo cuando no es así, y para eso estamos nosotras las de cierta edad, para hacerles ver lo equivocados que están, ¿no crees?

Para finalizar os invito a escuchar a la gran Emma Kirkby, una maravilla de soprano que pasados los 60 sigue deleitándonos con su voz, algo que una niña de 25 años no podría hacer porque a esa edad la voz aún no está formada. ¿Quién dijo que hay que ser joven para triunfar?, pues alguien que no conocía a la Kirkby, por ejemplo.
Espero que os guste su interpretación de El Lamento de Dido de la ópera de Dido y Eneas de Henry Purcell


lunes, 24 de septiembre de 2012

Un fin de semana tranquilo por Candás


Este fin de semana lo he pasado en Candás, un pueblo precioso de fuerte tradición marinera, al que estoy muy vinculada, ya que mi madre nació allí, y de pequeña pasé algunos de los mejores momentos de mi infancia corriendo por sus calles. Ha sido un fin de semana tranquilo, sin Internet, sin televisión por cable, aferrada a mis libros que siempre me acompañan en los momentos de tranquilidad y calma, pero sobre todo haciendo compañía a la abuela.

Esta mañana aprovechando que el sol brillaba con ganas salí a dar un paseo por el pueblo, aún había gente en las terrazas, y las tiendas estaban abiertas, así que me entretuve mirando los escaparates, mientras bajaba por la calle principal.
Por un momento me dejé invadir por los recuerdos de otro tiempo, cuando era una niña de 8 años y me gustaba pasar allí los fines de semana, me acordé de mi abuelo, de mis bisabuelas Consuelo y Agustina, en fin, de tanta gente de la que formo parte.
Entonces me acerqué al paseo marítimo y empecé a caminar de vez en cuando para recrearme con las vistas, sacando alguna foto de vez en cuando, y dejando que los recuerdos volvieran a mí, casi como si cobraran vida.
Me acordé de los paseos que solía dar mi abuelo con su inseparable amigo Voldreu, con el que solía recorrer el paseo entero todos los días, por la mañana solía ir a bañarse, así que las tardes las dedicaba a pasear por el Candás de sus amores. Así que me quedé mirando al mar y casi podía verle allí, en una barquita de remos, guapo como él sólo. También me acordé de mi bisabuela Consuelo que solía pasear por el muro con su hermana Tata, de la que tan buenos recuerdos guardo, y de mi otra bisabuela Agustina, que tantos años pasó trabajando en la fábrica de pescados.

En fin, la historia de mi familia está muy ligada al mar Cantábrico, ese mar bravo de aguas frías que ha sido el sostén de tantas familias durante muchos años. Un sostén que se vio amenazado hace muy poco por el vertido, hoy todavía se podía ver a dos operarios limpiando la arena, si bien parece que poco a poco se va normalizando la situación.

Me sentí tan bien dando ese paseo que no me acordé de Internet, ni de nada más, me olvidé de actualizar mi perfil en Facebook, del de Twitter, y ni que decir tiene que tampoco me acordé de mi búsqueda activa de empleo, a la que pienso volver mañana con las pilas cargadas.
Me he sentido muy bien esta mañana, he vuelto a ser esa niña charlatana e inquieta de antaño, he vuelto a sentir las mismas ilusiones que un día tuve, y estoy segura que poco a poco todo irá volviendo a la normalidad, no hay mal que cien años dure, dice el refrán.

Mis seres queridos aunque ya no están me siguen inspirando, así que pasear por los mismos lugares que un día lo hicieron ellos me llena de fuerza para seguir adelante, no me pienso rendir porque se lo debo a ellos, que jamás lo hicieron. No pienso parar hasta encontrar mi sitio, y el día que llegue se lo pienso dedicar a ellos, quien sabe, quizá hasta me vean desde algún sitio y se alegren por mí.


Con estas vistas tan maravillosas cualquiera mejoraría su estado de ánimo

jueves, 20 de septiembre de 2012

La Tienda de discos de La Plazuela


En estos últimos años han cerrado muchas tiendas en Gijón, demasiadas, como ya apuntaba en mi anterior post Queno me cierren mis tiendas de siempre. Pasear por mi ciudad es muy triste, supongo que ocurrirá lo mismo en el resto de ciudades, ver esos locales vacíos que antes tuvieron tanta vida es realmente desalentador, es como perder un trocito de nuestra historia.

En los últimos años han cerrado muchas tiendas, pero quizá las tiendas que con más tristeza he visto desaparecer son las de música, de las que sólo nos queda una en Gijón, la de La Plazuela de San Miguel, aunque parece ser que no le queda ya mucho tiempo.
Sus dueños son dos personas encantadoras, que me perdonen porque no me sé sus nombres, allí me podría perder horas enteras, si mi economía me lo permitiese les acabaría con  las existencias. Allí lo mismo puedes encontrar música antigua de la más alta calidad, óperas, sin dejar de lado la música asturiana, de la que están bien surtidos, como no podía ser de otra manera viviendo en esta tierra tan maravillosa. Por supuesto también se pueden encontrar los discos de los ídolos del momento, así que no será por variedad. ¡Ah!, que me olvidaba, también tienen vinilos, así que si tenéis nostalgia del tocadiscos de aguja  ya sabéis a donde tenéis que ir.

Desgraciadamente los años han tratado bastante mal a la industria musical, y no creo  que toda la culpa sea de la piratería, que algo sí que tendrá, las propias discográficas, frías multinacionales que sólo miran por sus intereses tienen también parte de culpa. Las pequeñas tiendas como ésta se las ven y se las desean para vender lo que pueden, a veces incluso tienen que pedir los discos a  Alemania, pagando los portes carísimos de su propio bolsillo, ya que las casas no les sirven como debieran, primero son las grandes superficies, y después van ellos, y claro así no se puede trabajar, ¡no me extraña que muchos se hayan rendido ya! ¡Cómo van a vender discos si las casas no les sirven!, al final se tienen que buscar la vida como pueden, y supongo que será eso lo que les lleva a jubilarse dentro de unos meses, ya están cansados de luchar tanto en un sector tan ingrato.

Me pregunto qué será de nuestra ciudad cuando ellos echen el cierre y nos quedemos sin ese lugar mágico de música y color, se irá un poco de nuestra historia, igual que se fue cuando cerraron Memphis y Discoteca, que durante tantos años dieron vida a nuestra ciudad.

Y para terminar me gustaría contaros una anécdota, hace un año, andaba buscando un disco de Anna Netrebko, Souvenirs, no lo encontraba por ningún sitio, y ellos se ofrecieron a traérmelo. Pasaron los meses y yo pensé que se habían olvidado de mí y de mi disco, y de repente un día en enero suena el teléfono en mi casa, me llamaban de la tienda de discos para decirme que me habían conseguido por fin los dos discos de Netrekbo que les había pedido. ¡Pero si sólo quería uno!, exclamé, claro la mujer un poco extrañada dijo que no pasaba nada, que si sólo quería uno el otro lo ponían a la venta, si se iba a vender sólo. Total que al final me llevé los dos, ¡qué narices!, si me encanta esta mujer, seguro que me voy a cansar de oír estos discos, y así es, no paro de escuchar ambos. Sé que fue un gran esfuerzo traer esos dos discos de Alemania, tuvieron que buscarse la vida para traérmelos como fuera y no se rindieron, así cada vez que los escucho, que es muy a menudo me acuerdo de ellos, de los vendedores de otros sitios no.

Y para terminar nada mejor que ofreceros un vídeo de Anna Netrebko, canta el Pie Jesu de Andrew Lloyd Webber como nadie, forma parte del disco Souvenirs, que no me canso de oír gracias a mis dos protagonistas de hoy, espero que os guste


lunes, 17 de septiembre de 2012

A Yolanda



Yolanda es una de esas mujeres maravillosas que conocí hace pocas semanas en La Casa de la Vida. Ella acaba de pasar hace muy poco por la operación y la quimioterapia, y aunque ya se encuentra mejor, todavía pasa cada cierto tiempo por el hospital. Por eso hoy me gustaría dedicarle unas palabras de ánimo y de apoyo, sobre todo de apoyo.

Yolanda el día que te conocí me dejaste impresionada, entraste en la casa con una energía y una alegría que pocas personas tienen, sonreías y besabas a todo el mundo como si no pasara nada. Claro, ahora me doy cuenta que estabas en tu casa, porque La Casa de la Vida es sin duda la casa de todas vosotras, allí es donde realmente os sentís bien, podéis hablar sin tapujos de la enfermedad, de cómo os sentís, etc, y sin que nadie os dedique esas miradas de lástima que tanto molestan, ¿me equivoco?

Pues bien, me gustaría decirte que yo no vi a una mujer enferma, yo vi a una mujer muy viva, con muchas ganas de salir adelante, y con una gran confianza en si misma. Una mujer muy guapa, aunque quizá tú no te veas así, el pelo corto que tan poco te gusta crecerá pronto y tu sonrisa volverá a brillar como antes, ya lo verás.
Eres sin duda una gran mujer , valiente como lo son todas las que conocí aquel miércoles, por lo que estoy realmente segura de que dentro de poco estarás disfrutando de la vida sin temor. El hospital quedará atrás como un mal recuerdo, y seguirás paseando de nuevo con tu perrín, ese que te alegra tanto la vida y te ha ayudado a seguir adelante, obligarte a salir a pasear con él todos los días ha sido la mejor de las terapias para ti.

Como te prometí no voy a publicar en ningún sitio esa foto que te hice, yo también soy muy coqueta así que te entiendo, voy a esperar a que te sientas mejor y te veas tal y como te veo yo. Te preguntarás cómo te veo yo, pues yo vi a una mujer muy guapa, muy echada para adelante, con una elegancia innata, y debo confesar que me encantó la camisa blanca que llevabas, ¡que cosa tan bonita! Además vi a una gran mujer, alegre, que ha pasado por un camino muy muy difícil, pero que no se ha amilanado, alguien a quien merece la pena conocer, de esas personas que te dejan huella aunque sólo las haya visto por un segundo. Sin duda esa eres tú, no me cabe la menor duda, espero tomarme algún día un café contigo y con el resto de las chicas, porque conoceros a todas es algo de lo que me siento muy dichosa, tan sólo espero ser merecedora de vuestra amistad.


Y para darte muestra de mi apoyo se me ha ocurrido dedicarte además de estas simples palabras, un vals, el de Las Flores de Tchaikovsky, una maravilla de uno de los mejores compositores rusos de todos los tiempos. Un besazo para ti y todas las chicas.

Noelia


jueves, 13 de septiembre de 2012

Y el sol sigue brillando



Hoy debo confesar que me sentía un poco enfadada, las ofertas de empleo a veces llegan a ser indignantes, estoy harta de leer anuncios del tipo de se busca persona “joven”, menor de 30 años, caramba, ¿qué pasa, que los que pasamos de esa edad no tenemos derecho a trabajar? Me he cogido un cabreo monumental y con razón, las empresas deberían tener en cuenta la experiencia y la valía de los candidatos y no la edad, eso es tan sólo un número. En Inglaterra por ejemplo se prohibió hace unos años este tipo de anuncios que se consideran discriminatorios, es más, en una entrevista de trabajo ni siquiera te pueden preguntar los años que tienes, pero parece ser que “Spain is different”, y vaya si lo es.

Entonces he salido a dar una vuelta por la playa de San Lorenzo, el sol aún brilla con fuerza, las olas sonaban a música, la gente paseaba alegre, y de repente me he visto de pequeña en esa playa, jugando a saltar a las olas y me he sentido mucho mejor. El recuerdo de la niña soñadora y parlanchina que fui hizo que la sonrisa volviera mi rostro y se me pasara el cabreo, la mala racha no durará eternamente tan sólo  hay que perseverar y esperar a que llegue mi momento, que llegará, no me queda duda.

Supongo que os pasa lo mismo a muchos de vosotros, miráis las ofertas de empleo y entonces se os cae el alma a los pies, a lo mejor tenéis 50 años y sí que no veis salida, esta sociedad ingrata os arrincona y se olvida que fue la gente de vuestra generación la que logró todo lo que hoy tenemos. O quizá buscáis vuestro primer empleo después de haber estudiado durante años, años que ahora parecen perdidos dada la situación actual, sé que es duro, pero seguro que para vosotros también habrá una luz, no os rindáis.

Yo he decidido que no voy a dejar que nadie me borre la sonrisa de mi cara, voy a reírme hasta de mi misma si hace falta, y espero contagiar esa sonrisa a los que me rodean, hay que espantar a las penas como sea. Me he hecho mayor, tengo 38 años, y ya no queda mucho de aquella niña soñadora, aunque sigo siendo igual de parlanchina, hablo hasta debajo del agua, bueno eso dicen. También canto mucho, porque dicen que el que canta su mal espanta, y yo creo que es verdad, por cuando ensayo con los chicos del coro me siento muy bien. En fin, tenemos que buscar algo que llene nuestras vidas, yo he encontrado mis dos espacios este blog y el coro, ambas cosas me llenan de ilusión y de energía, seguro que vosotros tenéis algo por ahí también que os guste hacer y que os ayudará a hacer  este momento duro un poco más llevadero.

Y luego por supuesto no dejéis de formaros, aunque resulte obvio y estéis cansados de hacerlo, al final seguro que da resultado, y bueno a lo mejor es el momento de hacer aquello que siempre quisisteis hacer y no pudisteis. Eso es lo que he decidido hacer yo, siempre quise hacer Filología Inglesa, no sé por qué narices acabé en Trabajo Social que no motivaba nada, así que hoy he hecho la solicitud de admisión en la UNED, algo que me tiene muy ilusionada. Hace veinte años sabía que me encantaba el inglés, y los idiomas en general, pero era una niña y no tenía claro lo que quería ser en la vida, pues bien hoy ya lo sé, y empiezo esta nueva aventura con la ilusión de los 18 años, seguro que a partir de ahora todo saldrá bien.

Con este largo post os quiero animar a todos a que sigáis creyendo, que no decaiga el ánimo, que el sol sigue brillando en el cielo, ya vendrán tiempos mejores, no lo dudéis.

Como parece ser que hay quien piensa que las personas mayores de 30 años nos tenemos que jubilar ya, he decidido compartir con vosotros este vídeo de una de mis cantantes favoritas: Renée Fleming, una gran soprano que en plena madurez se encuentra en el mejor momento de su carrera. A ver quien le dice a esta gran voz que está mayor para cantar, pues si ella puede nosotros también. Canción para la luna es una pieza bellísima, espero que la disfrutéis.


martes, 11 de septiembre de 2012

Recordando a Lee Remick


La semana pasada como ya sabréis estuve de visita en La Casa de la Vida, donde conocí a un grupo de mujeres fabulosas que han sobrevivido al Cáncer de mama, un momento sin duda muy duro para cualquier mujer. Durante esa visita surgió el nombre de una famosa, cuyo nombre no voy a citar, que ha pasado recientemente por la enfermedad, y que algunas de ellas opinan que ha ayudado a muchas mujeres al hablar sin tapujos de ella. En ese momento pensé, “ya, pero es que antes que ella lo hizo Lee Remick”, así que le quiero dedicar a ella este post.

Lee Remick fue una de las mejores actrices de la época dorada de Hollywood, era una mujer bellísima, con unos ojos azules hermosísimos y llenos de vida, en su momento se habló de ella como la Brigitte Bardot americana. Participó en películas tan memorables como “El largo y cálido verano”, junto a Paul Newman o “Anatomía de un asesinato” en el que compartía protagonismo con el gran James Stewart. También destacó  en numerosas obras de teatro, si bien una de sus mejores interpretaciones fue la que le valió una nominación al óscar en “Días de vino y rosas”. Una durísima historia que retrata el drama del alcoholismo a la perfección, y en la que compartió protagonismo con otro grande: Jack Lemon.

Debo decir que Lee Remick es una de esas actrices a las que más he admirado, no sólo por sus grandes interpretaciones, sino por el coraje al que se enfrentó a su enfermedad, un cáncer de hígado. Ella también habló sin ningún tapujo de su enfermedad, a la que se enfrentó con valentía y coraje, una lucha sin tregua que ella definió como drástica y horrible. Recuerdo que tan sólo un par de meses antes de su muerte plantaba un árbol ante numerosos fotógrafos, un símbolo de vida con el que pretendía demostrar su apego a ella. Estaba convencida de que superaría la enfermedad, desgraciadamente no fue así, sus preciosos ojos azules se apagaron para siempre el 2 de julio de 1991. En el recuerdo quedan sus memorables interpretaciones en la gran pantalla, y que mejor recuerdo que ese.

Os dejo un vídeo que he encontrado en Youtube en el que nos ofrecen algunas de las mejores escenas de “Días de vino y rosas”. Si no conocéis la historia os la explico brevemente, Lee Remick interpreta a una muchacha joven e inocente que conoce a un hombre de negocios alcohólico interpretado por Jack Lemon. Poco a poco la joven e inocente muchacha, que al principioni siquiera bebe , se ve arrastrada hacia el alcoholismo por su pareja. Se trata de una durísima e intensa película, que nos ofrece una visión bastante desgarradora del alcoholismo y sus consecuencias. En opinión del autor del vídeo esta gran actriz debió ganar el óscar, aunque ya sabemos que los miembros de la Academia tienen sus propias ideas, que no siempre coinciden con las nuestras.

Espero que os haya gustado este post que le dedicado a Lee Remick, una de las grandes del cine,sirva para homenajear también a tantas otras personas a las que el cáncer arrebató sus vidas,  ¡ojalá encuentren pronto una cura!.



Si queréis saber más de esta gran actriz os invito a visitar este enlace donde nos cuentan con más detalle su biografía 

sábado, 8 de septiembre de 2012

Feliz día de Asturias


Hoy hemos celebrado el día de Asturias en nuestra región, una ocasión especial en la que nos sentimos especialmente orgullosos de nuestra tierrina, un lugar muy hermoso que merece la pena visitar. Sin duda vivir aquí es casi un privilegio, ya que estamos rodeados de entornos naturales de belleza sin par, y sus gentes son especialmente generosas y amigables.

A los asturianos nos cuesta especialmente dejar nuestra tierra, sí ya sé que nadie deja su tierra por gusto, dejar a tus amigos y familiares es durísimo, siempre se les echa de menos, y aunque llegas a acostumbrarte, a veces la nostalgia no se puede evitar.
La historia de nuestra tierra está escrita por mujeres y hombres que emigraron a otras tierras, muchos son los que fueron a Cuba o a México, en este último país se encuentra el Centro Asturiano más grande del mundo, y me consta que en el país Azteca se nos quiere. Mi propio bisabuelo Manuel estuvo unos años en Argentina, donde las cosas no le debieron ir mal del todo. A Cuba se fue un hermano de mi bisabuela Consuelo, Víctor Manuel, donde fundó una familia con su esposa Esther, ellos sí que nunca más volvieron, por lo que puedo decir que tengo unos primos lejanos en América.

Me gustaría dar ánimos a todos los que estáis lejos de la tierra, sé que es duro, a veces se lleva muy  mal, pero estaréis de acuerdo conmigo que estar fuera nos hace más abiertos y tolerantes. Conocer gente de otras culturas, y nacionalidades nos enriquece y nos hace un poco más sabios, y si además aprendemos otro idioma mejor, ya que nos ayudará a abrirnos más puertas. El esfuerzo a veces resulta duro, muchas veces se choca con la incomprensión de la gente de allí, que quizás nos ven como una amenaza, aunque siempre hay alguien dispuesto a echar un cable y tenderte la mano. Lo que mucha gente no quizá no sepa que volver a tu tierra es igual de doloroso que dejarla, en el lugar en el que has estado dejas amigos, y quizá una pequeña parte de tu alma, así que a veces el choque es igual o más duro a la vuelta

Por todas estas razones yo soy siempre amable con los inmigrantes, porque sé lo que les ha costado tomar la decisión de dejar atrás a sus familias y amigos .Algunos vienen de países en conflicto y han pasado un infierno antes de venir aquí, debemos tenderles nuestra mano y darles una oportunidad, en definitiva tratarles como nos gustaría que nos tratasen a nosotros en otro país.

En fin, feliz día de Asturias a todos, a los que estáis aquí y a los que no lo estáis también, quizá el año que viene nos veamos tomando una sidra por ahí.


Os dejo una foto de la Bahía de San Lorenzo por si la echáis de menos

viernes, 7 de septiembre de 2012

Más de la casa de la vida


En este post me gustaría seguir contándoos más cosas de las chicas de la Casa de la Vida, ya que me contaron tantas cosas que en su sólo post no fue necesario, así que allá vamos.

Nunca me había planteado cómo sería la vida cuando te diagnostican un cáncer de mama, la mastectomía ya de por si sola tiene que ser un trauma difícil de asumir, el cambio corporal es tremendo. Por si fuera poco, el tratamiento tan agresivo que reciben no sólo hace que les caiga el pelo, sino que también provoca un envejecimiento prematuro corporal, ya no son las mismas chicas que solían ser. Las consecuencias del tratamiento, son además de las que todos conocemos, hinchazón a causa de los corticoides, dolor de huesos, vómitos en la gran mayoría de los casos, si bien Geno nos contaba que ella no tuvo un solo vómito. Además les quitan los dulces y el marisco, algo que la gran mayoría de las personas, yo la primera llevaríamos muy mal, ¡con lo que me gustan los dulces! Sin embargo ellas, lo asumen todo de tal manera que no les cuesta ningún trabajo, hacen lo que tengan que hacer para recuperarse, como me decía Geno: “Yo fui a varias bodas y comuniones y lo aguanté bien”, y eso a pesar de quedarse mirando embobada los escaparates de las pastelerías, ¡pero que fuerza de voluntad!
Luego está el tema de los pañuelos, yo asumía que cualquier pañuelo sirve, y me he llevado una gran sorpresa al comprobar que no es así, tienen que ser de una microfibra especial, sin costuras para que no haga daño, también tiene que filtrar muy bien los rayos solares permitiendo una correcta transpiración a la vez. La gran mayoría utilizan los pañuelos de la marca Buff, que además de cumplir todas esas funciones son fáciles de colocar, algo imprescindible, ya que suelen tener dificultad para mover el brazo afectado por la operación.


Todo listo para ir de Feria este fin de semana

Estas chicas sin embargo son incombustibles, y lleva todo lo relativo a su enfermedad con mucho coraje, durante mi visita no pararon de reír, y como ya he dicho  lo que más hicimos fue hablar, cosa muy sana. No dejaban de decirme que se iban de feria este fin de semana, en el Centro Asturiano de Mareo, así que si queréis pasar por allí este fin de semana os estarán esperando, así que ya lo sabéis, además la entrada es gratuita.

No les falléis, os necesitan, como ya os dije ayer necesitan fondos y si os podéis hacer socios o patrocinadores mejor, todo lo que podamos hacer por ellas es poco.

Os esperamos este fin de semana.

Haced como yo, poneos el lazo rosa cerca del corazón, porque ahí es donde tengo yo a estas chicas en el corazón

jueves, 6 de septiembre de 2012

La Casa de la Vida






Hace poco más de dos semanas me encontré en la Feria de Muestras de Asturias con las chicas de la Bruno Salvadori Lions Fundación, ¿qué quienes son esas chicas?, nada más y nada menos que supervivientes de cáncer de mama, todo un ejemplo de superación. Ayer pasé por La Casa de la Vida, su sede, donde conocí a gran parte de ellas, y debo decir que pasé un rato más que agradable, ¡hasta me olvidé de mis problemas!, que últimamente hay cosas que me tienen un poco más agobiada de la cuenta.

En primer lugar conocí a Guadalupe, al principio se quedó un poco extrañada al verme, “¿quién será esta chica?, pensaría ella, no me extraña, encontrarse conmigo y mi cámara colgada del hombro debió ser toda una sorpresa. Pero enseguida me plantó dos besos y tan amigas, como si me conociera de siempre. Me hizo pasar a su salón, donde se reúnen todas y enseguida empezó a llegar gente, primero llegó Conce, otra de las compañeras, “¿y esta chica?, preguntó, “viene a hacernos una entrevista para sacarnos en el Facebook”,”no en mi blog”, respondí yo, algo que tuve que responder varias veces a lo largo de la tarde. A continuación llegaron Ángeles, Begoña y Carmen, quienes enseguida empezaron a buscar objetos para que yo los fotografiara, aunque casi todo estaba vendido ya según me dijeron, la Feria de Muestras resultó muy provechosa para la asociación.

Entonces llegó un momento que me puse seria, a ver yo estaba allí para hacer un reportaje serio y en toda regla, así que propuse sacar alguna foto que mostrase el trabajo de la asociación, “lo que más hacemos aquí es hablar”, me dijo Conce risueña. Anda, pues mira, “eso es muy sano”, respondí yo riendo a carcajadas, y eso fue lo que hicimos, hablar, que eso  a mí según me dicen en mi casa se me da muy bien.


La Casa de la Vida surgió hace unos años como un lugar de encuentro y acogida para mujeres operadas de cáncer de mama. Es un lugar donde las que han pasado o están pasando por la enfermedad encuentran un poco de consuelo, pero también de esperanza y solidaridad. Lo que más necesitan cuando llegan es hablar, desahogarse, y la casa les da la oportunidad de hablar abiertamente y sin tapujos de su enfermedad, sin tener que aguantar miradas de pena, o incluso de miedo, ¿se contagiará eso del cáncer? Pues no, ya lo digo yo, el cáncer no se contagia, y no es ningún apestado el que lo padece.
Efectivamente lo que más hacen en la Fundación es hablar, incluso la que lo necesite tiene a su disposición un psicólogo voluntario, aunque en la mayoría de los casos lo que más necesitan es hablar, y con eso ya se sienten un poco mejor.
Las chicas en su saloncito, donde pasan el tiempo y realizan la mayor parte de sus actividades

Desgraciadamente no cuentan con subvenciones, así que para poder sufragar los gastos de la casa venden camisetas, algunas de ellas donadas por RMFashion, pero también pulseras que hacen ellas mismas, preciosas libélulas, vasos de sidra (yo me compré uno que llevé al record de escanciado hace poco). ¡Ah!, que casi se me olvida, también venden lotería de Navidad, por si alguien se quiere hacer rico, que tal y como están las cosas no está de más probar a ver si la suerte nos sonríe un poco este año, ¿verdad?.

Algunas de las cosillas que hacen las chicas, ¿verdad que son preciosas?

Sé que la economía no va precisamente bien, pero no me parece de recibo que no tengan ayudas para la compra de sujetadores y bañadores, ni para las pelucas que son carísimas, y en cambio siempre hay dinero para cosas menos necesarias. Tan sólo se les subvencionan las prótesis, aunque no al 100%, digo yo, qué pasa si esto le ocurre a una señora en paro y con cuatro hijos, alguna ayuda tendrán que darle, ya es bastante duro pasar por todo esto.


Hablamos de todo, pero como se hace muy largo,  os lo pienso contar en otro post dentro de unos días, después de todo este tema se merece mucho más.

Os invito a pasar por su página en Facebook donde os tendrán informados de todas las actividades y eventos que realizarán próximamente.

Un beso a todas las que estuvisteis allí ayer: Geno, Conce, Guadalupe, Begoña, Ángeles, y Yolanda, mil perdones si me olvido de alguien.

Mañana más y mejor, buenas noches a todos.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Menos mal que aún nos quedan las bibliotecas


Esta semana ha comenzado igual que las otras, la preocupación por el Euro y las Economías de la Eurozona, claro está, que la subida del iva ha estado y está presente en todas las conversaciones.
A mi personalmente me molesta este punto bastante, soy lectora asidua, me encantan los libros, y siempre que puedo me gusta pasearme por las bibliotecas a ver cuantos más puedo añadir a la colección, no sé vivir sin ellos. También soy muy cinéfila, es algo de lo que no me he privado desde que estoy en el paro, quizá no he ido con la misma asiduidad de antaño, pero he procurado ir a ver alguna película interesante de vez en cuando, ahora ando con ganas de ver Brave, pero claro, ¿a qué precio saldrá ahora la entrada?.

La cultura es algo que debería estar al alcance de todos los bolsillos, no sólo porque da de comer a mucha gente, como libreros, personal de las salas de cine, sino porque es algo absolutamente necesario para el desarrollo de una sociedad. Sin acceso a los libres, al teatro, al cine, a los museos, nuestra sociedad envilecerá, quedará absolutamente cegada, como Iolanta, de quien ya os he hablado en otro post.

La subida del iva hasta el 21% es una salvajada, algo que no se puede consentir, es como si nos quisieran volver más tontos, como si pensaran que así no nos vamos a dar cuenta de lo que nos están haciendo. Recortando nuestros derechos, derechos que se habían ido consolidando tras muchos años de lucha, quieren acabar con todo lo bueno que tenía nuestra sociedad, y piensan que no nos damos cuenta de lo que nos están haciendo.

Los libros son nuestros mejores amigos y compañeros de viaje, sin ellos nuestras vidas no tendrían el mismo color, no los abadonemos


Pues bien, señores, sí nos damos cuenta, y no se preocupen que no nos pueden arrebatar todo, por mucho que así lo crean, porque aún nos quedan las bibliotecas, siempre estará ahí, y pienso seguir usándolas tanto como pueda. En ellas se pueden encontrar toda clase de tesoros, desde la tragedia de Anna Karenina, hasta las óperas más fascinantes producidas por el Met.

Háganme caso, las bibliotecas están para eso y no nos las podrán quitar, también están los mercadillos donde podemos encontrar verdaderas gangas, ¡que nadie se quede sin un libro!, opciones hay.


Y para finalizar me gustaría despedirme con El Va Pensiero del Nabuco de Verdi, o lo que es lo mismo, el Coro de los esclavos Hebreos, para que no seamos jamás esclavos de nadie, espero que os guste

sábado, 1 de septiembre de 2012

Que no me cierren mis tiendas de siempre


Leyendo las noticias cada mañana nos encontramos a veces con algunas que si bien parecen positivas a primera vista, tal vez no lo sean tanto cuando las analizamos profundamente. Algo así es lo que ocurre con el decreto para liberalizar los horarios comerciales y de rebajas, algo así a primera vista parece positivo, piensas más puestos de trabajo, ya, ¿pero qué hay de los pequeños comercios?, ¿podrán sobrevivir?.

La respuesta parece ser no, muchas de las tiendas de nuestro barrio están regentadas por autónomos que echan horas y horas para poder al menos sobrevivir, algunos incluso renuncian a las vacaciones, porque como decía una hace poco tal y como están las cosas….En fin, parece claro que ellos no podrán abrir todos los días, a menos que sólo se dediquen a trabajar sacrificando sus vidas aún más, pero claro, ¿cuánto tiempo podrán aguantar ese ritmo?, poco, creo yo.

No me malinterpreten, yo no me opongo a que se liberalicen los horarios, pero creo que no se debería imponer esta medida, y desde luego debería estudiarse concienzudamente antes de aplicarla, ya que de hacerlo mal las consecuencias serán desastrosas.

En estos últimos tres años estoy cansada de ver tiendas cerradas por mi ciudad, algunas de ellas llevaban abiertas desde mucho tiempo antes de que yo naciera, algo que me causa una gran tristeza. Esas tiendas y las personas que las regentaban formaban parte de la historia de mi ciudad, ¡cuantas historias nos podrían contar!, ¡cuanta gente no habrá pasado por ellas!. Así que yo no puedo evitar sentirme un poco melancólica cuando veo esos locales con tanta historia cerrados a cal y canto, no me parece justo, no debería ser así, ¿por qué nadie hace nada para ayudar a esta gente?.

Ellos son los que dan vida al barrio, y no sólo porque forman parte de él, ellos conocen a sus clientes por su nombre, nos ofrecen así la atención más personalizada que se puede recibir, y saben de memoria lo que les vamos a pedir, así que más fácil imposible. Personalmente yo prefiero comprar la fruta a mi tendera de siempre, Bea, que es ya casi una amiga, si yo le pido manzanas no pierde el tiempo preguntándome de qué tipo las quiero, enseguida va a por las rojas que llevo siempre. En la carnicería mi amiga Visi sabe de memoria el tipo de carne que quiero y cómo la quiero, incluso su marido Santiago de vez en cuando me regala alguna que otra cosilla, porque dice que soy su consentida, y la verdad, es que cuando entro en su local me siento igual que una princesa.
Pero lo más sorprendente me sucedió hace  unos días, resulta que en el mes de junio entré en una pequeña tienda cerca de la C/Uría, mientras me probaba las prendas que más me gustaban me sorprendió una gran granizada, algo fuera de lo común. Así que la dueña de la tienda, Eva,” me dijo quédate aquí conmigo hasta que pase, si quieres puedes leer una revista para no aburrirte”, madre mía, en un centro comercial no me tratarían así de bien, pensé. Pero lo más gracioso fue que hace unos días volví a esa tienda para comprar un regalo para mi madre, y al mencionarle que ya había pasado por la tienda, me contestó : “Sí, el día de la granizada”, madre mía si se acordaba de mí y todo, me da igual que los centros comerciales abran a todas horas, yo pienso seguir comprando en mis tiendas de siempre, no les pienso dejar tirados, además con lo bien que me tratan, para que quiero más.

Qué sería de mi ciudad sin la iglesia de San Pedro, lo mismo ocurre con mis tiendas, si cierran la ciudad  se muere con ellas