jueves, 29 de noviembre de 2012

La gran recogida de alimentos


En estos días de terribles noticias, de desahucios, y de gente pasándolo muy mal, está surgiendo un movimiento de solidaridad en este país, que me está llenando de esperanza y alegría. Así, hace poco nos hemos sorprendido con una grata noticia en Gijón, un particular cede su piso de manera gratuita a una familia necesitada, loable gesto que ha calado en todos nosotros, y que ha  hecho que más personas hagan lo mismo. Sin duda, en esta España pobre y endeudada, hay gente buena y generosa, a quien le gusta dar sin pensar en recibir nada a cambio, ¿y que mayor generosidad que esa?, sin duda ninguna.
Ayer mientras una vez más navegaba en la red, me topé con otra de esas iniciativas que me hacen sonreír, y de la que me gustaría hablaros.

Todos hemos oído hablar de los Bancos de Alimentos, entidad sin ánimo de lucro, que recientemente han sido galardonados con el premio Príncipe de Asturias de la Concordia por su generoso trabajo con los más necesitados. Ellos se encargan de repartir alimentos entre quienes no tienen nada, así miles de familias sin recursos consiguen dar de comer a sus hijos con la ayuda que esta organización les presta. Desgraciadamente en este país el número de personas sin recursos ha aumentado de una manera trágica,  así que las despensas de los Bancos de Alimentos se están quedando vacías, y necesitan nuestra ayuda para volver a llenarlas.

En su página de Facebook y gracias a la colaboración de la Fundación La Caixa, están llevando una nueva iniciativa destinada a llevar esperanza a quienes lo están pasando tan mal en nuestro país. No tenéis más que darle al “me gusta”, después vais a la aplicación que veréis en el muro, y ahí a cambio de un nuevo “me gusta” la Fundación La Caixa donará un kilo del producto que elijáis. No es mucho, tan sólo os llevará un par de minutos de vuestro tiempo, pero con este pequeño gesto estaréis contribuyendo a llenar esa despensa que se está quedando vacía tan rápidamente. Yo ya lo he hecho, es mi manera de contribuir a la causa, y lo he compartido con todos mis amigos, para que ellos también se sumen a esta iniciativa. Además lo he compartido con las páginas de Facebook de las que soy administradora, porque necesitamos hacer llegar este mensaje a todas partes, ¡es tanto lo que queda por hacer!

Vivimos tiempos muy duros, quien más y quien menos conoce a alguien que lo está pasando mal, así que este es el momento de ayudarnos unos a otros, de darle a la mano a quien tenemos al lado hasta que pueda volver a caminar por si mismo. Entre todos podemos hacer que este momento terrible sea más llevadero, pues son los momentos difíciles como el que estamos viviendo los que hacen que aflore lo mejor de nosotros mismos. Al final, cuando todo haya pasado siempre recordaremos con afecto a quien nos dio la mano, así que no lo dudéis, es un gesto muy pequeño pero seguro que alguien en algún lugar lo agradecerá, pues para ese alguien será todo un mundo.

Os dejo el enlace de la página de Facebook de La Gran recogida de alimentos, espero que todos los que me leéis, os animéis a colaborar, estoy más que segura que de que así será, no os arrepentiréis.También os dejo con un vídeo promocional de esta campaña, en el que Xavi Hernández nos anima a que nos sumemos a esta causa.


lunes, 26 de noviembre de 2012

Aprendiendo a valorarme


Esta mañana he reparado en algo que escribió una compañera del grupo Parejas orientadoras para la búsqueda de empleo, y que me ha llamado poderosamente la atención.
Rosa, que así se llama la compañera ha dicho alto y claro que no somos una fecha, por supuesto se refiere a la de nacimiento, después ha añadido que cualquier edad es mala a la hora de buscar un trabajo. Si tienes pocos años dirán que no tienes suficiente experiencia, si tienes más de treinta dirán que ya eres mayor, luego que si tienes hijos, que si los querrás tener, en fin, todo son impedimentos.

El caso es que como bien dice Rosa, hay que seguir buscando sin rendirse, porque en algún lugar habrá alguien a quien solo le preocupe que sepamos desempeñar un trabajo, sin tener en cuenta nuestra edad y demás pamplinas. Así que tenemos que seguir esforzándonos en demostrar lo mucho que valemos, sin tirar la toalla, porque si lo hacemos le estaremos dando la razón a quien no ha querido confiar en nosotros.

Así que yo os digo, no importa las veces que te hayan dejado atrás en un proceso de selección, los reclutadores a veces se equivocan, es necesario no perder nuestro optimismo y seguir formándonos. Así el día que alguien nos de una oportunidad demostraremos de lo que somos capaces, y dejaremos así en evidencia a quien primero no nos tomó en cuenta, ¡menuda joya habrán dejado escapar!

En mis años en Londres trabajé muy duro, y como yo muchos compatriotas, nos dejábamos la piel en nuestros respectivos trabajos, y hoy tengo el orgullo de saber que tanto mis compañeros como mis antiguos jefes todavía me recuerdan y me añoran.
En especial sé que fui muy bien valorada por Julie, mi jefa en el café de Accentûre,  que no dudó en escribirme una carta de recomendación en la que me ponía por las nubes, esa carta es mi orgullo. Además sigo teniendo contacto con muchos de mis compañeros, así que si algún día me canso de esta España ingrata, que no reconoce el talento de los suyos, sé donde tendré siempre las puertas abiertas.

A los demás os digo lo mismo, no dejéis que nadie os arrebate las ganas de seguir adelante, vuelvo a decir lo mismo, a veces quien hace una selección de personal se equivoca. Todos hemos estado en empresas donde había alguien que habiendo pasado todas las entrevistas o era un negado, o simplemente no le apetecía trabajar, pasándole su carga de trabajo a los demás, así que no os desaniméis, ya llegará vuestro momento.
Como bien dice Rosa, valoraos, porque nadie lo va a hacer por vosotros, si alguien pone de manifiesto que en vuestro currículum falta algo, respondedle con todos aquellos logros que hayáis conquistado en vuestra trayectoria profesional, a lo mejor hasta se le suben  los colores.
Y ya sabéis, en el paro no significa estar parado, al menos yo me lo tomo así, seguro que alguna que otra persona que me ha entrevistado no podría con Ejes de la Literatura, ni con el Comentario de Texto en Lengua inglesa. Pues yo puedo con eso y más y vosotros también, que nadie os haga perder la sonrisa y la esperanza, que valéis mucho, estoy segura. Ya sabéis lo que dicen, el futuro es un libro en blanco y yo escribo las páginas.

Hoy me apetece dejaros con algo distinto, me encanta la música, la ópera, eso siempre lo he dejado claro, pero hoy me gustaría compartir con vosotros otra de mis grandes pasiones, el patinaje sobre hielo. Mi pareja favorita ahora mismo son Natalie Pechalat y Fabian Bourzat, actuales campeones de Europa, que hace un par de temporadas hacían una danza original preciosa con el famoso Tema de Lara de la banda sonora del Doctor Zhivago, una de mis  películas favoritas.



viernes, 23 de noviembre de 2012

Gracias chicas


En estos días he estado un poco agobiada con la PEC de Comentario de texto, y vosotros diréis, qué narices es una PEC, pues ni más ni menos que las dichosas Pruebas de Evaluación Continúa. Seguramente os habréis quedado como estabais, ¿verdad?, son trabajos que los estudiantes tenemos que hacer desde casa y que también forman parte de tu nota final, normalmente el 20% para ser exactos, las cosas de Bolonia, que por lo visto los exámenes les parecían poca presión. ¡Ojo!, que yo no es que me parezca mal tener que hacer estas cosinas, ni mucho menos, reconozco que ayudan a estar al día, además así no iré de nuevas el día del examen, que con lo nerviosa que me ponen a mí esas cosas…, bueno ya sabéis. El caso es que me he acordado mucho de mi prima Cristina, que siempre se está quejando de estas cosas, Cris, no sabes cómo te entiendo ahora, estos profes, que lata nos dan ;-)

En fin, la entrada de hoy es para darles las gracias a dos compañeras de fatigas blogueras, María de Callejeandopor el mundo, y Marigem de Pequeños trucos para salir de la crisis, que me han concedido el premio al mejor blog. Y yo como quiero corresponder, les quiero hacer entrega del mismo premio , porque realmente se lo merecen.

Gracias chicas por el premio, me ha hecho mucha ilusión

A María y a Rubén, su pareja, tuve la suerte de conocerles en un taller de fotografía que realicé hace un mes más o menos en Gijón. Tengo que decir que congenié enseguida con los dos, María es una persona encantadora, con unos ojos grandes y expresivos preciosos y se nota que tiene un gran corazón, además es muy cariñosa, y sabe escuchar, porque mira que me desahogué un poquito contigo, y que paciencia tienes hija, lo dicho, que estoy encantada de haberos conocido a los dos. Rubén es un pedazo de pan, tan comprensivo, y tiene una conversación tan agradable, me encantó coincidir con vosotros dos, de verdad, espero que nos sigamos viendo en el futuro, un besazo para los dos.
El blog de María está lleno de fotografías de sus viajes con Rubén, viajes que les han llevado por un sinfín de lugares de ensueño, así que cada vez que me sumerjo en sus páginas dejo volar mi imaginación y dejo que me lleve a esos lugares tan preciosos.

A Marigem no la conozco personalmente, aunque me parece que vivimos muy cerca, escribe un blog muy apañado, en el que nos da ideas geniales para hacer regalos a nuestros amigos sin arruinarnos, pero sin pasar por la tienda de los chinos. Además también nos da consejos para hacer cenas especiales de los viernes, y transmite muy buen rollo en cada una de sus entradas. Por cierto aprovecho para decirte Marigem que estoy de acuerdo contigo, si en una familia no hay dinero para el regalo de reyes del niño tampoco lo hay para la cena especial de Nochebuena, en fin, ¡qué le vamos a hacer!

Pues eso es todo por hoy, mi agradecimiento a las dos por estar siempre ahí leyendo mis entradas, y a todos vosotros también, espero que paséis un gran fin de semana.

Yo no sé vosotras, pero en estos días me he vuelto un poco nostálgica, y he recordado mis tiempos de niña y aquellas canciones que cantaba con mi padre, ya sabéis las de los payasos. Cuántas tardes habremos pasado gritando eso de "CÓMO ESTÁN USTEDES", así que la pieza musical es una de esas canciones que todos hemos cantado alguna vez en aquellas tardes de ilusión y risas que siempre formarán parte de nuestra memoria. Estaréis de acuerdo conmigo que no había nadie como ellos para hacer reír a los niños, los dibujos de hoy en día son muy graciosos, yo me río un montón con Bob esponja, pero Gaby, Fofó y Miliki siempre serán irrepetibles, así que va por ellos, y por todos los niños de treinta y tantos.


martes, 20 de noviembre de 2012

Eligiendo el camino del optimismo


Esta mañana mientras echaba un vistazo en Linkedin, he reparado en un artículo de Laura Mateo que me ha parecido muy oportuno mencionaros, se titula “¿Eliges el camino del optimismo o del pesimismo?

El título ya nos da que pensar, ¿verdad?, Laura dice entre otras cosas muy interesantes que no podemos controlar las circunstancias en las que nos toca vivir, pero sí cómo nos enfrentamos a ella. No puedo estar más de acuerdo con ella, es muy fácil dejarse llevar por los malos augurios y caer en un pozo sin fondo del que es muy difícil salir, lo difícil es seguir manteniendo la sonrisa y elegir el camino de la ilusión y el optimismo.

Laura estuvo hace un año en búsqueda activa de empleo, pero en lugar de dejarse caer decidió afrontar esa situación como un período de cambio que le permitió llegar a donde realmente quería estar, y le salió bien, bravo por ella. Su ejemplo nos sirve a todos por los que estamos en situación de búsqueda activa de empleo, no hay que rendirse, hay que seguir creciendo formándonos, pero sobre todo hay que seguir creyendo que esto es una etapa pasajera y pasará, como todo.

Entonces me he puesto a reflexionar, no hace tanto tiempo yo estaba en esa situación de pesimismo, no veía la luz al final del túnel, y desde luego no encontraba la salida por ningún lado. Sin embargo hoy, y eso se lo tengo que agradecer también a Laura y a Lidia Llop me encuentro mucho mejor, vuelvo a creer en mi misma y por fin estoy enfrentándome a mi situación personal con optimismo renovado. De nuevo vuelvo a creer en mí, en mi valía, y estoy segura que más tarde o más temprano algo surgirá.

También me doy cuenta que mi trabajo anterior no me llenaba, no era lo que yo quería hacer con mi vida, trabajando un montón de horas, sin apenas descansos, con un sueldo que no daba para nada, pero lo peor de todo era lo infravalorada que me sentía. Así el momento que estoy viviendo ahora me sirve para hacer lo que realmente quiero, el Grado de Estudios Ingleses asusta un poco de primeras, pero es algo que me encanta, y sé que a la larga me traerá muchas alegrías.

Ayer mismo hablaba con la profesora del área de literatura y le contaba lo mucho que me han gustado siempre los libros, de mis años en Londres, hasta de cuando fui a visitar la tumba de Shakespeare, genio entre los genios. Si estuviera trabajando en aquel sitio no tendría tiempo para estudiar de nuevo, ni siquiera podría ir a las tutorías, así que como bien dicen no hay que por bien no venga.

Es verdad que vivimos tiempos muy revueltos, que no se sabe muy bien en qué acabará todo esto, pero yo hoy me siento feliz haciendo lo que hago, me siento útil y realizada. No me voy a engañar, claro que me gustaría tener un puesto de trabajo, pero mientras llega y no llega, no me voy a pasar el tiempo llorando, voy a disfrutar del tiempo que tengo y lo voy a aprovechar al máximo. El sol sigue saliendo cada mañana, y yo me pienso seguir levantando todos los días con la sonrisa puesta, no voy a dejar que me la arrebate nadie, ni siquiera la dichosa encuesta de Población activa.

Así que ya lo sabéis, elegid siempre el camino del optimismo, el otro no nos llevará a ningún lado.

Si queréis leer el artículo de Laura echad un vistazo al siguiente enlace, os aseguro que merece la pena.

Y como no podía ser de otra manera os dejo con un vídeo musical, Anna Netrebko interpretando Il bacio, una hermosa pieza, que resulta además muy refrescante y alegre, ¿no os parece?



  

sábado, 17 de noviembre de 2012

Para Cecilia, ánimo que todo pasa


Hoy me gustaría dedicarle la entrada a Cecilia, una compañera blogger que está pasando por un momento personal difícil. No termina de encontrarse a si misma, algo que yo también he vivido en muchos momentos de mi vida, y lo está pasando bastante mal, así que hoy me gustaría hacerle llegar unas palabras de ánimo y apoyo.

Cecilia, a veces las personas pasamos por momentos complicados, cuando eso ocurre lo primero que te dirá todo el mundo es que te tienes que animar, algo que me imagino que estarás cansada de oír. Pues bien, yo creo que a veces hay que dejar salir esa tristeza, si tienes que llorar hazlo, es muy sano  y te ayudará a sentirte mucho mejor, yo lloro con la misma facilidad que río, antes procuraba no hacerlo en público, pero ahora me da igual, si les molesta que miren para otro lado.

A veces esa tristeza forma parte de un proceso de cambio, es normal en esos días sentirse un poco rara, como que no eres tú misma, se pasa muy mal, no te lo voy a negar, yo no tengo tan lejana esa sensación, pero pasa. Después de esos momentos delicados vuelves a ser tú de nuevo, con más fuerza y energía que nunca, y con  muchas ganas de comerse el mundo. Ya sabes lo que dice el refrán, “no hay mal que cien años dure”, más tarde o más temprano encontrarás tu lugar y volverás a sentirte bien en tu piel, te lo digo por experiencia.

No sé si será tu caso, a veces nos rodeamos de gente que no nos conviene, gente tóxica, que nos ahoga y no nos deja respirar, en esos casos lo mejor es poner una gran barrera y decir “de aquí no pasas”, no lo voy a permitir. Se lo confesaba a María, nuestra amiga de “Callejeando por el mundo”, durante muchos años yo me he rodeado de gente así. Amigas envidiosas, que no ven nada bueno en mí, que se empeñan en hacerme de menos, en fin, ya sabes. Ahora mismo estoy en proceso de desvincularme de una de esas personas, es un poquito duro, a veces me siento un poco sola en el proceso, pero sé que será mejor para mí porque esa persona no me conviene. Claro que a veces no podemos alejarnos de esas personas, hay vínculos más cercanos, pero entonces te recomiendo que te pongas unos tapones en los oídos y hagas como que no están, ya se cansarán de hablar solos.

En fin, no sé cual será el motivo de tu tristeza, pero pasará, la vida está llena de etapas, a veces estamos arriba, en cambio otras estamos abajo, se pasa muy mal, pero se sale de todo. Al final esos momentos de bajón sirven para hacernos más fuertes, lo he dicho muchas veces, las cosas buenas y malas que me han pasado en la vida me han convertido en la persona que soy ahora.
No me arrepiento de nada que  haya hecho, y no me pienso rendir por muchos obstáculos que me pongan en el camino, y te aseguro que me han puesto todos los que han podido.
Tengo una buena amiga de La Felguera, Elena, que siempre me dice que tengo una luz especial, yo no la veía, por más que ella me insistía, “tú vales mucho”, me decía, pero nada yo no era capaz de verme así. Entonces me paré a reflexionar, y caí en la cuenta de la cantidad de gente gris y vacía que tengo a mi alrededor, esperando a que cometa  cualquier error para echármelo en cara, ellos eran los que no me dejaban ver mi luz. Así que ahora voy por la vida con mi gran sonrisa por delante y hago caso omiso de lo que me dicen, me estoy dando a respetar, y aunque hay personas que no puede echar del todo de mi vida, procuro que no me afecten sus palabras. Son gente ignorante y egoísta, por lo que su criterio no es más mejor que el mío, que es el que de verdad cuenta.

En fin, no sé cual será el motivo de tu tristeza, pero ya te digo que pasará, y cuando lo haga volverás a brillar de nuevo, así que ya sabes tómate tu tiempo, que aquí estaremos para lo que haga falta. Esperamos con ansía el día que vuelvas a publicar algo en  Missisdolly, así que ya lo sabes amiga, un beso muy gordo.

Como sé que no sueles escuchar ópera, he decidido cambiar de registro, después de todo a mí me gusta la música en general, escucho de todo. Siempre he tenido cierta debilidad por Simon & Garfunkel, que mira que casualidad uno de sus grandes éxitos se llama Cecilia, no sé si te gustarán, pero bueno te lo dedico con mucho cariño.



miércoles, 14 de noviembre de 2012

Cambia tus palabras y cambiarás el mundo


Ayer por la tarde, mientras me esforzaba por aprender los conceptos del tema 4 de El lenguaje humano, eché un vistazo a mi cronología de twitter, a ver que se cocía por ahí. Entonces vi un vídeo que realmente me conmovió, era un anuncio, pero se puede extrapolar mucho de esas imágenes, yo al menos así lo hice y por eso os quiero hablar de ello.

En el vídeo se podía ver a un anciano ciego pidiendo limosna en la calle, que bien podría estar en el Londres de mis amores, “soy ciego” rezaba su cartel, sin embargo, no tenía mucho éxito y apenas recogía alguna que otra moneda. Entonces un día una joven con gafas de sol repara en el hombre, y sin decir una palabra coge el cartel en sus manos, y empieza a escribir algo en él, el hombre mientras tanto toca los zapatos de la joven con curiosidad. Sucede entonces un milagro, la gente comienza a dejar monedas a raudales, el hombre no da crédito a lo que está sucediendo, ¿qué habrá escrito aquella chica?, se pregunta. Un día la joven vuelve, el hombre reconoce sus zapatos, y le pregunta: ¿qué hiciste? Ella responde: “escribí lo mismo, pero con diferentes palabras” En ese momento tenemos una visión del cartel, “hace un día maravilloso, pero yo no puedo verlo” El slogan final es algo así como “Cambia tus palabras y cambiarás el mundo”

Como ya he dicho se trata de un anuncio, y probablemente serán actores interpretando un papel, pero yo he conseguido sacar una enseñanza de ello, las palabras tienen mucho poder, tanto que pueden cambiar el mundo. Yo no sé si mis palabras podrían cambiar el mundo, ¡ya quisiera!, me temo que soy muy pequeña para tan alto objetivo, pero sí que puedo cambiar el mío, y en ello estoy.

Sería muy fácil pasarme la vida lamentándome, pero es que no me gusta el papel de víctima, y desde luego no me quiero convertir en una, prefiero ser la chica alegre y soñadora que siempre he sido. Me gusta ser como soy, aunque esté un poco loca, confiar en la gente, esperar que la vida algún día me de alguna sorpresa agradable, por qué no, todo puede cambiar de la noche a la mañana. Las cosas buenas y malas que me han ocurrido han hecho de mí la persona que soy en día, y me siento muy feliz de ser así. Últimamente he oído mucho que soy un encanto, y quiero seguir oyendo esa frase, así que por convertirme en un muermo de tristeza y frustración, en alguien del que todo el mundo huye porque parece que sólo le ocurren desgracias.

Tengo mucho por lo que dar gracias, por mis hermanas, por mis amigos, porque mi abuela siga aquí con 90 años, ¡que ya son años!, hasta por vivir en casa de mis padres, ¡cuanta gente daría lo que fuera por tener la casa de sus padres! También os tengo a vosotros, amigos de mi blog, que me hacéis muy feliz cada vez que comentáis algo, ya sea aquí o en cualquier red social, es de agradecer que os toméis la molestia de dedicarme vuestro tiempo, leyendo primero y comentando después.
Tengo mucho que agradecerle a la vida, no me cabe la menor duda, es muy hermoso seguir aquí, viviendo cada nuevo día con esperanza e ilusión. Yo he decidido cambiar mis palabras hace ya mucho tiempo, y mira algo ya he notado, no puedo evitar sonreír a todas horas, y eso ya es algo, ¿verdad?

Ya lo he dicho antes, vivimos tiempos convulsos, parece que no hay esperanza, pero sí que la hay, está ahí en algún sitio, sólo tenemos que seguir luchando, aferrándonos a la vida con fuerza, que es demasiado bonita para saltar un día por la ventana. Que no nos quiten las ganas de seguir viviendo, cambiad vuestras palabras, puede que no cambien el mundo, pero al menos cambiarán el vuestro, y ya es algo, ¿no es así?

Si queréis ver el vídeo os lo dejo en el siguiente enlace "The power of words", vaya si son poderosas, ¿verdad? Me gustaría darle las gracias a Aitor, que fue quien compartió el vídeo en twitter, como puedes ver yo lo he visto con otros ojos y me ha servido de inspiración para escribir esta entrada, así que lo dicho muchas gracias por compartirlo.

Y para terminar os dejo con un vídeo musical, esta vez os voy a sorprender, no es una pieza de ópera de esas que tanto me gustan, me parece más adecuado decir "Gracias a la vida, que me ha dado tanto, me ha dado la risa y me ha dado el llanto". Preciosa canción de Violeta Parra, interpretada por la gran cantante argentina Mercedes Sosa, guiño para mi amiga Fiorella, que desde Londres echa mucho de menos el Buenos Aires de sus amores, así que ya sabes amiga, va por ti, y por todos vosotros.


domingo, 11 de noviembre de 2012

Buscando una luz



Hace unos días nos despertábamos con una terrible noticia, Amaia una mujer de poco más de cincuenta años había decidido poner fin a su vida ante la inminencia de su desahucio, algo que nos sobrecogió a todos. ¿Cómo hemos podido llegar a esto?, ¿se podría haber evitado?, en estos últimos años muchísimas familias han perdido todo lo que tenían, hasta la dignidad diría yo, sin que a nadie parezca importarle mucho lo que les ocurra a partir de ese momento.La ley está para cumplirla dicen muchos, pero yo me pregunto si no habrá algo que se pueda hacer para que estas personas tengan alguna esperanza, no se puede dejar a la gente si más en la calle, hay que darles algo por pequeño que sea para que puedan seguir adelante sin miedo.
Los bancos en estos casos se convierten en los malos de la película, les confiamos nuestros ahorros pensando que de esta manera obtendremos un mayor beneficio, y en algunos casos ha resultado ser un fiasco que también ha llevado a la ruina a muchas personas. Tampoco podemos olvidar que en estos últimos años el gobierno ha inyectado mucho dinero público a los bancos, dinero que sale de nuestros bolsillos, al igual que el sueldo de esas personas que nos dicen que nos tenemos que apretar más el cinturón.

Hace poco en Onda Cero radio escuchaba un debate muy interesante a este respecto, ¿es ético que los bancos dejen a gente en la calle teniendo en cuenta que el rescate a la banca lo estamos pagando los ciudadanos? Yo creo que no, hablamos de familias que han tenido mala suerte, apostaron todo a un negocio que no salió bien, o simplemente avalaron a algún familiar, y al no dejar de pagar éste la deuda recayó sobre ellos. A menudo vemos personas que ha perdido su vivienda por una deuda muy inferior al valor del piso. Pero lo que ya me parece mucho más sangrante es que encima de perder su vivienda todavía le sigan debiendo al banco lo que quede de hipoteca, no me parece justo.

Vivimos tiempos muy convulsos, algo que está llevando a muchas personas a la más absoluta desesperación, no les dejan nada a lo que aferrarse, y así sumidos en la más absoluta oscuridad no consiguen ver la luz al final del túnel. Es por ello que yo lanzo este mensaje, para que alguien lo escuche y actúe en consecuencia, y sí, ya sé que los dos partidos mayoritarios se van a reunir para buscar una solución a los desahucios, ¿pero de qué les sirve a quienes ya han puesto punto y final? Para ellos llega tarde, ya no verán la luz de cada amanecer, ni volverán a ver jugar a sus hijos en el parque, se lo arrebataron todo y no pudieron seguir.
Para ellos terminó todo, pero el dolor seguirá presente en las vidas de quienes dejaron atrás, hijos que no podrán contar con el apoyo de sus padres, padres que tendrán que vivir con el dolor de haber enterrado a un hijo. Todos los días de sus vidas se despertarán echando de menos a ese ser querido que un día no pudo seguir adelante, a menudo se despertarán pensando cómo no lo vieron venir, por qué no pude salvarle.
Es demasiado dolor, así que yo creo que se debe buscar una solución cuanto antes, para que nadie tenga que sufrir este dolor tan terrible, para el que no existe ninguna cura.

Y para quienes están viviendo una situación tan desesperada, antes de saltar por esa ventana por favor piensen en los suyos, ustedes acabarán con todo pero trasladarán su miedo y su sufrimiento a esas personas a las que tanto quieren. Estoy segura que su mayor deseo el bienestar de los suyos, algo que no será posible sin ustedes no están aquí, así que no lo hagan, no salten por esa ventana, mientras hay vida hay esperanza, o al menos eso dice el refrán. Busquen la luz, sé que ahora mismo las tinieblas son tan densas que no la pueden ver, pero está ahí, tal vez en la mirada de un niño que quiere crecer acompañado de su padre, o en la mano arrugada de una madre que no quiere irse antes que su hijo. Piensen en ellos, no les dejen con esa tristeza que nada ni nadie podrá mitigar, el dolor lo cura todo dicen, pero no es verdad, el dolor y el vació que deja la pérdida de un ser querido nunca se va, y ustedes no quieren eso para los suyos, ¿verdad?

Para finalizar me gustaría dedicar una pieza musical en memoria de todos aquellos que al igual que Amaia no consiguieron ver la luz. El Pie Jesu del Requiem de Faure es una de las piezas más hermosas que alguien haya escrito, la gran Victoria de los Ángeles lo interpretada como un ángel, no podía ser de otra manera, ¿verdad? Espero que os guste


viernes, 9 de noviembre de 2012

El desfile de mis chicas


Esta mañana me he levantado temprano, como todas las mañanas, y lo primero en lo que he reparado al abrir la ventana fue en el tiempo, ¡que frío hace!, pero después reparé en el tímido sol abriéndose paso entre las nubes y pensé, ¡que día tan marivolloso! Después de desayunar me he  puesto como todos los días a mirar mis cosas de la UNED, ya sabéis que ahora mismo estoy volcando todas mis energía en esto, pero claro a veces no puedo evitar pasar por el Facebook a ver que se cuece, y cuando he visto las fotos del Desfile de mis amigas de La Casa de la Vida no he podido evitar una sonrisa.

Parece unas auténticas profesionales, llenas de vida, alegres, luciendo su mejor sonrisa harían palidecer de envidia a la mismísima Giselle, ¡que tendrá esta chica por cierto!, nada, comparada con mis chicas no tiene nada que hacer. Ellas derrochan energía y positivismo por lo cuatro costados, son muy buena gente, eso os lo puedo asegurar, así que estoy encantada de ser su amiga. Estoy tan orgullosa de conocer a este grupo de mujeres maravillosa, que no puedo evitar gritarlo a los cuatro vientos.

Daría lo que fuera por parecerme a ellas, que me inspiran con su arrojo y valentía, son generosas al máximo, se apoyan las unas a las otras y nunca se rinden, ellas son mi mejor inspiración, el espejo en el que todas las mujeres deberíamos mirarnos. No entiendo que las niñas de hoy en día se reflejen en esas mujeres escuálidas y sin personalidad que pasean huesos por la pasarela, yo al menos, prefiero mirarme en los ojos de estas mujeres maravillosas, señoras reales, que saben lo que es enfrentarse a algo tan duro como un cáncer de mama y salir vencedoras. La experiencia les ha servido para ser más fuertes y mejores personas aún, algo que aprovechan para ayudar y asesorar a quienes están pasando por el mismo drama que ellas pasaron hace unos años. Se merecen todo mi cariño y admiración, y mucho más, ojalá llenasen las portadas de los periódicos, ellas sí que se merecen un premio.

Necesitan socios y patrocinadores para poder seguir realizando esa estupenda labor, así que no lo penséis, estoy segura que no os arrepentiréis. Os invito una vez más a pasar por su página de Facebook donde podréis admirar las fotos de su desfile y conocer un poco más de su historia.


Y para terminar con otra de esas mujeres maravillosas a la que admiro profundamente Renée Fleming una de las mejores sopranos del momento, nos habla de su último trabajo Poèmes, mientras nos deleita con su maravillosa voz, espero que os guste.
Por cierto que hace un par de días os invitaba a un concierto de mi coro, espero veros a todos allí, ahora que como no os diga la hora mal vamos, ¡que cabeza!, os espero a todos a las 8 en la Iglesia de La Asunción de Gijón mañana sábado. 

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Sonriendo por la mañana


Hoy me he levantado muy temprano, tenía que ir al médico, nada grave, no os vayáis a asustar, una pierna a la que no le gusta el Pilates, ¡para que luego digan que es sanísimo! En fin, al grano, el caso es que me levanté muy temprano, y salí de mi casa hacia las 7.40 más o menos, como Puerta la Villa está muy cerca de donde yo vivo decidí ir caminando, que para eso tengo las piernas. He bajado tranquilamente y cuando estaba a punto de llegar al ambulatorio me di cuenta que iba sonriendo sin parar, y eso que no iba escuchando a Anna Netrebko porque no encontraba los cascos, ¿qué habré hecho con ellos?

El caso es que alguno podría pensar que no tengo muchos motivos para sonreír, las cosas no están bien, y demás historias de este tipo, pero yo creo que se equivocan, tengo muchos motivos para sonreír, y no pienso dejar de hacerlo. Me siento muy viva, estoy estudiando algo que me gusta mucho, lo que parecía muy difícil ahora me parece un poco más fácil, y por si fuera poco el sol sigue saliendo todas las mañanas. Hace frío, pero no importa, así ya tengo excusa para sacar ese vestido de punto con el que me siento tan guapa. Además el frío también es excusa para ir al cine, que me encanta, no hay nada mejor que una buena película en pantalla grande, ¿verdad? Dentro de nada llegarán las Navidades y mis hermanas volverán a casa como el turrón, así que no tengo derecho a quejarme de nada, ¡si lo tengo todo para ser feliz!

¿Que mi vida podría ser mejor?, puede, pero también podría ser peor, en el mundo hay muchas personas que no tienen nada, yo en cambio tengo mucho, mucha ilusión, una gran motivación y una gran fuerza de voluntad que me ha ayudado a salir airosa de muchas situaciones complicadas. La vida no es fácil para nadie, todos en algún momento pasamos por momentos difíciles, lo importante es no dejar que el desánimo nos gobierne, y tomar las riendas de nuestras vidas.

Yo he decidido que quiero vivir así, sin lamentarme por nada, así que me da igual lo que me digan los demás, ¡que digan lo que quieran! Mi vida es mía y soy yo la que tiene que vivir en mi pellejo, así que ya se pueden ir metiendo en sus asuntos, que yo permaneceré ciega y sorda a comentarios maliciosos de todo tipo. No voy a dejar que me borren la sonrisa, sé que lo estoy haciendo bien, ya llegarán tiempos mejores.

Para terminar me gustaría invitaros a todos los que podáis a un concierto muy especial, tendrá lugar el sábado día 10 en la iglesia de La Asunción en Gijón, actuaremos el Coro Melsos en primer lugar y la Camerata Revillagigedo en segundo lugar, si os apetece ya sabéis, me gustaría mucho veros a todos por allí.
Y como no podía ser de otra manera os dejo con un vídeo musical de esa chica que me gusta tanto, no recuerdo su nombre, yo digo que es mi antidepresivo, porque puedo estar de muy mala leche y con el corazón roto, pero al ponerme uno de sus discos se me pasa todo, yo si fuera psiquiatra recetaría sus discos.
Os dejo ya para estudiar los Cuentos de Canterbury, que son una delicia, ¡que suerte tengo!

lunes, 5 de noviembre de 2012

Trabajando mi inteligencia emocional


Esta mañana leí un artículo muy interesante en el que se explicaba como hacer frente a los típicos pensamientos de desánimo que a todos nos asaltan cuando se vive una situación de desempleo por un período prolongado. El artículo, que no tiene desperdicio, hablaba de la necesidad de hacer uso de nuestra inteligencia emocional para no dejarse caer en un estado de apatía y abandono total, que nos hará caer en un pozo sin fondo del que no será fácil salir. Así nos invitan a huir del victimismo que a menudo nos hace sentirnos mucho peor de lo que en realidad estamos, pero también nos aconsejan buscar algo que nos motive a seguir adelante.

Entonces he pensado que debo hacer uso de mi inteligencia emocional para salir adelante, y cuando me puesto manos a la obra he caído en la cuenta que ya estoy en ese proceso. Estoy estudiando en la UNED, que mayor motivación que esa, todos los días me veo obligada a estudiar un par de horas como mínimo, algo que estoy encontrando fascinante. No es algo que haga por obligación lo hago porque quiero, sé que el día que acabe mi carrera seré una persona más capaz, más completa, pues habrá adquirido unos conocimientos que sin duda serán de gran utilidad en mi vida diaria, no sólo en la profesional. Pero también tengo otra gran fuente de motivación, que es nada más y nada menos que mi blog, a través de él estoy descubriendo mi propia voz, ayudándome  a sacar lo mejor de mí, llegando a personas que no conozco que se sienten un poco mejor cuando leen lo que escribo.  

Me doy cuenta que he descubierto uno de mis puntos fuertes, de los que también habla el artículo, no sólo sé escribir, también sé comunicar, y eso en estos tiempos en  los que los seres humanos vamos cada a uno a lo nuestro es quizá un logro del que me siento muy orgullosa. Cada vez que recibo uno de vuestros mensajes ya sea en mi blog o en Facebook, me siento feliz, significa que mi mensaje os está llegando alto y claro, algo debo estar haciendo bien, así que dejo de lado las tristezas de mi día a día y me concentro en el siguiente artículo, que mejor motivación que esa, ¿verdad?

Huyo del victimismo, no espero que nadie haga algo por mí, la vida me ha enseñado que mi mejor amiga soy yo  misma, soy fuerte y tengo confianza en lo que puedo hacer. Cada día me esfuerzo por aprender algo nuevo y no cejo en mi empeño de ser cada día un poco mejor. Ya no me importa lo que los demás piensen de mí, me da igual, lo más importante es lo que yo piense, así que estoy aprendiendo a estar a gusto en mi piel, pues sólo voy a tener una vida, así que por qué malgastarla quejándome.

Vivimos tiempos complicados, pero está en nuestras manos decidir de que manera los queremos vivir, yo elijo vivirlos con optimismo y esperanza, viviendo cada nuevo amanecer con la alegría de seguir aquí y de poder contaros lo bien que me siento. No hay mal que cien años dure, dice el refrán, así que cada día que pasa estoy más cerca de lograr mis metas, y nadie me va a parar hasta lograrlas. Soy ya la que decide como vivir mi vida, no acepto imposiciones de nadie, y desde luego que ya no admito que me echen nada en cara, pues no he hecho nada malo. Ya no preocupa que otros puedan malinterpretar mis gestos, no es culpa mía que algunos vean segundas intenciones en actos realizados de buena fé y sin esperar nada a cambio, ¿no os parece?

Así soy, quien me quiera que me acepte tal y como soy, y quien no ya sabe donde tiene la puerta siempre abierta, yo no se la cierro a nadie.

Os invito a que echéis un vistazo al artículo en cuestión, que es muy recomendable, a mí me ha servido de mucho esta mañana.

Y para terminar os dejo con un vídeo musical, como no podía ser de otra manera, el Allegro de la Primavera de Vivaldi, pieza musical que me anima cada vez que suena mi teléfono, porque aunque estemos en otoño es conveniente recordar que la primavera regresa todos los años llenando nuestras vidas de hermosos colores.



sábado, 3 de noviembre de 2012

Buena suerte Natalia


Todos los que leéis mi blog sabéis que yo apoyo al comercio de barrio, porque son los que dan vida al barrio, porque son nuestros amigos y nos conocen mejor que nadien, en fin hay muchas razones para entrar en una de esas tiendinas de siempre. Pues bien, hace poco paseando por Juan Alvargonzález descubrí que una de esas tiendas de siempre cierra, algo que me entristeció profundamente.

Las tiendas de barrio, es decir los pequeños autónomos están pagando el precio más alto de esta crisis, asfixiados a impuestos, con una subida del Iva más que injusta que no han podido asumir, y con el nivel de ventas por los suelos muchos de ellos se han visto obligados a cerrar. Algunos intentan resistir el temporal como pueden, sacando lo mínimo para tirar hacia delante esperando que el año que viene sea un poco mejor que éste, aunque en las noticias se empeñen en decirnos lo contrario. Ellos se agarran a esa esperanza, porque como me decía hace poco una de esas pequeñas empresarias hay que intentar resistir, ¡que haría ella sin su tienda! Por eso siempre que puedo me escapo y me acerco hasta su tienda en la calle Cabrales y procuro comprarle algo, por pequeño que sea, ya sea una simple barra de labios, o un regalín para mi hermana por su cumpleaños. Así ella podrá seguir adelante con su tienda de belleza natural, que por cierto nada más entrar te sientes como en otro mundo, te  inunda un mundo de aromas irresistible del que a mí me resulta difícil escapar. A todas nos gusta vernos guapas, así que quizá ella tenga más esperanzas que otras personas, porque yo puedo vivir sin un bolso de moda, pero salir en una foto sin maquillar jamás, que luego las fotos quedan para siempre.

Desgraciadamente las tiendas de bolsos y complementos, como tantas otras no lo tienen tan fácil para sobrevivir a esta crisis, por eso quizá la de mi amiga Natalia, así se llama la amable dependienta de Caché, no pueden seguir adelante y muchas ya han cerrado sus puertas. Debo reconocer que siempre que he podido he comprado algo a Natalia, por eso sé su nombre, un paragüas para mi padre, o un monedero para mi hermana, en fin  lo que he podido, en los últimos años no estaba yo para muchos gastos. Pero siempre que he necesitado algo así, he confiado en Natalia, pues ella es la mejor asesora que alguien pueda necesitar. Siempre amable, con una sonrisa, dispuesta a enseñarnos lo mejor de la tienda, y con una paciencia mayor que la de un santo, en fin como tiene que ser. Una chica estupenda que espero encuentre pronto un trabajo, si es que no lo tiene ya, espero que su jefe sepa compensarla por todos los años de servicio y entrega a esa empresa pequeña, que tantos años lleva llenando de vida y color nuestros barrios.
Pues eso Natalia, siempre que te veo por la calle me saludas con la mejor de tus sonrisas, así que espero seguir viendo tu sonrisa en cualquier otra tienda de barrio.
Buena suerte Natalia, que te vaya bien.

Y para finalizar como suele ser habitual os dejo con un vídeo de la gran Anna Netrebko, anda que no se me ve el plumero a mí, cantando La rosa y el sauce de Gustaviano, espero que os guste tanto como a mí, feliz sábado a todos



jueves, 1 de noviembre de 2012

De nuevo en La Casa de la Vida


Ayer volví de nuevo a ver a mis amigas de La Casa de la Vida, estaban todas, o casi todas, y no os podéis imaginar el jolgorio que se formó, se nota que se quieren y se apoyan las unas a las otras, y esa energía tan positiva es altamente contagiosa. Así que debo decir que me sentí muy feliz de estar una vez más en su casa, en la que ya me siento como una más.

Ayer conocí a Susana, que mira por donde resulta que también escribe, así que tengo la sensación que nos vamos a llevar bien, y que además ha conocido nada más y nada menos que a Manuel Carrasco, a quien ha inspirado una canción. Una canción que habla de vida, de amor, de esperanza, y con ella se pretende recaudar fondos para la investigación contra el cáncer de mama, lucha que ella al igual que el resto de las chicas lidera siempre con una sonrisa y  mucha esperanza.

A Susana la vida le dio ese golpe tan duro con tan sólo 30 años, su vida cambió de la noche a la mañana, pero lejos de rendirse se aferró a la vida con más fuerza que nunca, lo que quería era vivir, y lo ha conseguido. Ella misma dice que no lo habría conseguido sin el amor de los suyos, los besos de su madre, en fin, todas esas muestras de cariño que todos necesitamos cuando estamos pasando un mal momento. La lucha fue dura, pero al final salió vencedora, y yo tuve la inmensa suerte de conocerla ayer, algo de lo que me siento muy orgullosa.

Ayer conocí a una chica joven, orgullosa de si misma, luchadora y valiente que bebe la vida a grandes sorbos, que disfruta de todo lo que le rodea, y que devuelve a raudales el amor y el cariño con el que sus compañeras la obsequian. Su sonrisa es contagiosa, así que ayer acabamos todas riéndonos al compás de sus carcajadas mientras veíamos el vídeo de su ya famoso desfile solidario. No se amilana ante nada, ni siquiera ante el temido pase en bañador, “mira que jamones”, decía ella, “pata negra”, respondían sus compañeras a gritos, y claro, todas reímos a carcajada limpia.

Así es que como hay que vivir la vida, hay que aprovecharla y disfrutarla al máximo, vivir el día a día, dar lo mejor de nosotros mismos a los demás y querer a los que nos rodean, porque la vida sin ellos no merece la pena. Como ella misma dice la vida sin amor no es nada, tiene mucha razón, ¿no os parece?
Me siento muy contenta de formar parte de vuestra gran familia, de teneros a todas como amigas, y espero que sigamos siéndolo por muchos años, y sí por supuesto que voy a hablar mucho de vosotras en el blog, que os quiero hacer famosas.

Estas chicas necesitan socios y patrocinadores para seguir manteniendo esa casa en la que comparten experiencias, se animan las unas a las otras, a veces lloran, otras simplemente hablan, pero sobretodo se quieren y eso es lo que más fuerza les da. Así que ya sabéis pasaos por la casa y colaborad con ellas en la medida de lo que podáis, se lo merecen, ¿no os parece? Os invito a pasar por su página de Facebook donde las conoceréis en más profundidad

Para finalizar os dejo con el vídeo que Susana ha grabado con Manuel Carrasco, en él nos cuenta su historia, que es la de muchas otras mujeres, a todas ellas ánimo, estamos con vosotras, espero que Susana os inspire con su historia