lunes, 28 de enero de 2013

Primer examen superado, ahora a por el resto


Hoy por fin llegó el día de mi primer examen en la UNED, estaba muy nerviosa, no os voy a engañar, y después del desastre de examen oral, que no es que me haya salido mal, es que esperaba mas de mí, estaba un poco preocupada al respecto. El caso es que el día amaneció soleado, así cuando caminaba desde el Intra hasta la UNED con mi Anna Netrebko del alma calmando mi ansiedad, me tranquilicé un poco, después de todo solo es un examen, tampoco es que me vaya la vida en ello.

Antes de entrar en la sala de exámenes pude desvirtualizar a Paloma, compañera del grupo “parejas orientadoras para la búsqueda de empleo”, que me tranquilizó un poco, siempre viene estar acompañado en estos casos. El caso es que Paloma estaba muy tranquila, al menos en apariencia, así que me pasó un poco de esa serenidad, de la que yo adolezco casi siempre. “Tengo fobia a los exámenes”, le dije, algo que ella como buena psicóloga entiende perfectamente, aunque también me aclaró que todo el mundo se pone nervioso ante un examen, vamos que no soy la única víctima de la ansiedad pre-examen. Por cierto Paloma, tengo unas ganas tremendas de verte esta tarde en la TPA, seguro que sales muy guapa y hablas muy bien.

El caso es que el examen ya ha pasado, y debo reconocer que no me ha salido del todo mal, sobre todo la parte que correspondía al libro “The bluest  eye”, que tanto me conmovió, esa parte creo que la he bordado. Por cierto os lo recomiendo, es una historia bastante dura, que cuenta la historia de Peccola, una niña afroamericana que sufre de una manera atroz el rechazo y la discriminación racial. Un día le dedicaré una entrada a Peccola, porque debo reconocer que esta historia me conmovió muchísimo, yo  le habría dado mas de un abrazo a esta pobre niña, y le habría roto los dientes a mas de una.

Después he llegado a casa y todo lo que he encontrado son mensajes del tipo: “¿viste ayer el partidazo de tu primo?”, ¡que bien!, ¡campeones!, y demás…En fin, tengo que reconocer que no vi el partido, me habría gustado, pero es que estaba tan centrada en el examen de esta mañana que se me olvidó, pero bueno, me uno a la felicitación general de todo el mundo, me alegro mucho que la selección española de balonmano, con mi primo Alberto a la cabeza, se haya vuelto a proclamar campeona del mundo.
Pero también quiero darle la enhorabuena a Javier Fernández, que este fin de semana ha ganado el campeonato de Europa de patinaje sobre hielo, deporte que sigo desde hace muchos años. En todos estos años jamás pensé que llegaría a escuchar el himno de España, ni que emocionaría como lo hice con un patinador español, espero que tanto él como a los chicos del balonmano,  reciban el trato y las ayudas que se merecen para poder seguir compitiendo. A menudo los esfuerzos económicos que deben hacer las familias de nuestros deportistas suponen un gran desgaste para ellas, ya que no todas pueden hacer frente a los gastos de los viajes y entrenamientos. Es por eso que muchos deportistas han tenido que irse al extranjero para poder seguir así con su carrera, ya que en este país se les negaban los medios necesarios. Sé que estamos viviendo tiempos muy duros y que no hay dinero para nada, pero si no lo hay para unas cosas, tampoco debería haberlo para otras, ¿me explico?

Hoy como estoy un poco cansada después de haberme pasado todo el fin de semana estudiando sin parar me apetece compartir una pieza tranquila y relajada, ¿qué os parece el Canon de Pachelbel?. A mí siempre me ha gustado mucho esta pieza, una obra maestra de la historia de la música, ¿no os parece?


viernes, 25 de enero de 2013

El padre Ángel, que gran hombre


Os escribo muy brevemente para contaros que ayer me sentía un poco frustrada, para ser exactos estaba teniendo un mal día, así que me sentí bastante triste, y tengo que reconocer que al borde del berrinche. Soy así, cuando algo me afecta me pongo muy triste y si tengo que llorar lo hago, después me suelo sentir bastante aliviada, pero bueno no vamos a hablar ahora de eso. El caso es que me sentía decepcionada con algunas personas en las que había confiado, y de las que tenía muy buena imagen, algo que ahora mismo no es así. Así que me sentía triste, decepcionada, y con ganas de mandarlo todo a la porra entre otras cosas.

Entonces hoy he visto al padre Ángel en tve, nos ha contado la situación que están viviendo muchas familias en nuestro país, “los niños de nuestro país no mueren de hambre, pero están desnutridos”. En ese momento me he dejado de lamentar, ¡qué derecho tengo yo a quejarme!, ellos seres inocentes, se están quedando sin futuro, y sus padres están pasando un verdadero suplicio para poder darles de comer, algunos incluso, como decía el padre Ángel, se van a la cama sin cenar, porque no hay dinero para comida.

La crisis se está cebando con los mas débiles, con aquellos que no tienen culpa de nada, y lo que es peor, les está arrebatando posiblemente el futuro, porque, ¿qué mundo les vamos a dejar? Posiblemente les dejaremos un mundo lleno de tecnologías de última generación, pero no conocerán ni a Cervantes, ni a Rafael Alberti, algunos apenas sabrán leer y escribir, porque tendrán que ponerse a trabajar pronto. Tampoco habrá dinero para lujos, porque el suelo que reciban no dará para tanto, y se tendrán que conformar con lo que puedan.

Sin embargo el padre Ángel cree en un mundo mejor, porque según él la solidaridad fluye como un río lleno de agua cristalina en nuestro país. Hay abuelos que pasan por las ONGs para donar lo poco que les sobra de su escasa pensión, para que así otros puedan irse a la cama cenados. Otros sostienen a esos hijos que se han quedado en paro, y llevan a los nietos al cole, mientras los padres buscan trabajo hasta debajo de las piedras. Así que por qué no, tal vez el mañana pinte un poco mejor de lo que muchos esperamos, pero aun así las cosas tienen que cambiar y mucho.

Yo por el momento he decidido dejar de lamentarme y lloriquear, así que voy a mirar hacia delante sin pararme a pensar en aquella puerta que se cerró de golpe ante mis narices. Porque aunque a veces me sienta sola, que como decía otro de los invitados al programa, es la peor de las enfermedades, sé que puedo seguir adelante por mi misma, siempre lo he hecho y no me ha pasado nada.

También quiero aprovechar para darle las gracias a mi compi Lidia, ya sabéis de “Parejas Orientadoras”, que el otro día en cuanto se entero que estaba teniendo una crisis con mi examen oral me acudió enseguida rauda  en mi rescate. Su llamada de teléfono fue como un bálsamo que alivió mis nervios, y me ayudó a dejar de lado esos pensamientos tan negativos, “no puedo con esto”, “me quedo en blanco”. A lo que ella respondió “tú tranquila y al toro”, y después añadió que me exijo demasiado y que tengo que creer un poco mas en mi misma. Es la mejor sin duda.
Para eso es una pareja orientadora, para estar a tu lado en los momentos de bajón y tristeza, cuando sientes que ya no puedes mas, esa persona está ahí para evitar que lo tires todo por la ventana y te rindas. Eso es lo que yo quiero dar a conocer, nada mas, si alguien pensó otra cosa se ha equivocado completamente, de lo que se trata de ser solidarios con los demás, ya que a veces se nos olvida que somos humanos, escondidos tras las cifras de nuestro negocio dejamos de ver lo bueno que hay en los demás, y así nos va.

Hoy estoy un poco melancólica, pero no os preocupéis que el catorce de febrero acabaré los exámenes y volveré a ser la Noelia alegre y dicharachera de siempre.

Y como no os puedo dejar sin pieza musical estoy pensando en poneros algo alegre, y una de las piezas mas bonitas que existe, la Romanza op.21 no 7 de Rachamaninov interpretada por la gran Anna Netrebko, que estas alturas queda claro que es mi cantante favorita. Su voz es impecable y su interpretación llena de matices y de emoción, expresa con exactitud como me siento estos días. Además es la pieza que suena cada vez que alguien me manda un sms, así que casi me la sé de memoria, ¡lástima no hablar ruso!


miércoles, 23 de enero de 2013

La maratón de las parejas orientadoras para la búsqueda de empleo





Os quiero presentar nuestra iniciativa Parejas Orientadoras para la búsqueda activa de empleo, donde personas activas ayudan a personas que están en búsqueda de empleo.

Cada pareja está formada por una persona activa y otra en búsqueda de empleo, utilizando, en la mayoría de los casos, la comunicación on-line para interaccionar. El  orden de inscripción, perfil y zona geográfica son los factores que se tienen en cuenta para constituirlas y el proceso se suele iniciar con la valoración del currículum y finaliza cuando la pareja llega a su objetivo, ¡encontrar trabajo!.

Actualmente somos 51 parejas y 12 ya han encontrado empleo. Pero hay muchas persona en búsqueda de empleo que están a la espera de su “media naranja”, es por este motivo que hemos decidido hacer una Maratón, con el objetivo de llegar a personas en activo dispuestas a ayudar

Tanto si eres Orientador/a de profesión como Comercial, Dependiente/a, Transportista, Psicólogo/a…., te necesitamos, siempre que QUIERAS y PUEDAS ayudar.

No buscamos un SÍ compulsivo al leer estas líneas, queremos una decisión meditada,  ya que vas a ceder un tiempo tuyo a tu “media naranja”, por este motivo, hemos pensado en una Maratón que se iniciará el 26/01/2013 y finalizará el 27/01/2013.

Durante esta semana los miembros de esta iniciativa estamos publicando el mismo post en nuestros blogs con la intención de hacer una gran difusión y, como deseamos un SI rotundo os damos toda esta semana para meditarlo. Del 26 al 27 nos gustaría recibir vuestras solicitudes de ·”inscripción” para ayudar y poner vuestro granito de arena. Evidentemente lo podéis hacer en otro momento, pero que bonito sería recibir muchas solicitudes durante estos dos días ;)

Para obtener más información y/o inscribiros lo podéis hacer a través del grupo de LinkedIn "Parejas Orientadoras para la búsqueda activa de empleo" ,  el portal www.parejasorientadoras.com ,o a través de nuestro recién estrenado grupo de Facebook Parejas Orientadoras en la búsqueda activa de empleo.
También puedes poner tu granito de arena compartiendo este post entre tus contactos.
¡Muchas gracias a todos!

lunes, 21 de enero de 2013

Las librerías lugares de cultura e imaginación


Hoy voy a escribir una entradita muy corta, porque tengo los exámenes ya a la vuelta de la esquina y estoy totalmente entregada con el estudio, así que de momento os dejo la que quizá sea la última entrada hasta dentro de unas semanas.

Me gustaría hablar de las librerías, lugares llenos de magia, en los que me gusta perderme de vez en cuando, sobre todo en esas que llevan toda la vida entre nosotros, como pueden ser la Librería Central en Gijón, o la Cervantes en Oviedo. También me han hablado de una muy antigua en Lisboa que ha sobrevivido a guerras, terremotos, y ahora mismo al igual que muchos otros establecimientos capea la crisis como buenamente pueden.

Los libros son tesoros, al menos desde mi punto de vista, a través de ellos puedes viajar a la luna, con la ayuda de Julio Verne, o mantener una Conversación en la Catedral, también se pueden vivir Cien años de Soledad, y Amar en los tiempos del Cólera. Los libros nos transportan a lugares en los que jamás hemos estado, despiertan nuestra imaginación y nos enseñan a pensar por nosotros mismos. También nos hablan de tiempos pasados, de personas que han dejado huella en nuestra historia, dejando testimonio escrito de su grandeza. También sirven para recordar momentos duros de nuestra historia, guerras, revoluciones, gobiernos autoritarios, para que así los que vengan detrás sepan lo que pasó, y tengamos los instrumentos necesarios para evitar que se repita.

Siempre he adorado los libros, no sé vivir sin ellos, desde que tengo uso de razón he tenido la nariz pegado a uno de ellos, soy como Jane Eyre, que leía escondida tras una cortina, evadiéndose así de su primo el abusón, y de su tía que la odiaba sin motivo alguno. También he viajado a Afganistán, a través de un libro escrito por un alto comisionado de las Naciones Unidas, libro que además de ser todo un reto porque estaba en inglés, me hizo comprender un poco mejor  lo que sucede en ese país. Por eso siempre que entro en una librería siento que estoy en el paraíso, hoy en los tiempos de Internet, todo el mundo se baja todo, y sí,  hay que modernizarse, hasta yo he pedido el kindle a los reyes magos, pero donde esté un bueno libro en papel…
De hecho el día que tenga mi propia casa, que no sé cuando ocurrirá eso, me gustaría tener una buena biblioteca en casa, y uno de mis  mayores sueños es ser escritora, aunque de momento lo primero es el grado.
Siempre que entro en la librería Central me siento como en otro lugar aparte, un lugar para la imaginación, lleno de historia, pero también de magia, de fantasía. Todos los que trabajan allí se esfuerzan por darnos el mejor servicio, desde María, a quien conozco desde niña, hasta Arturo, que me consiguió Grandes Esperanzas de Dickens, y The Grass is Singing de Doris Lessing. Por eso me da mucha pena que en estos tiempos, todo el mundo tenga desde el Ipad mas sofisticado hasta el smartphone de última generación, y se nos olvide que los libros son nuestros mejores amigos, fuente de saber y de inspiración, no los dejemos morir.
Algún día iré a Lisboa y  me perderé dentro de esta maravillosa
librería, un  lugar donde todo puede suceder, ¿verdad?




Me gustaría despedirme hasta dentro de unos días, con una frase que me encanta, "¿Amigos Pip?, "Siempre", los libros siempre serán mis amigos, igual que vosotros que estáis ahí, que tengáis una buena semana y nos vemos pronto.

Y para terminar os propongo una pieza única, El lago de los Cisnes del gran Tchaikovsky, espero que os guste.


viernes, 18 de enero de 2013

Aprendiendo a decir que no


Ayer estuve leyendo una interesante entrada en el blog de Fátima Abril, como aprender a decir que no, algo que sin duda a todos en algún momento de nuestra vida nos ha parecido casi imposible, ¿me equivoco?

A menudo nos vemos rodeados de gente que nos pide que les prestemos nuestro tiempo a cambio de nada, solo te llevaré un momento, ¿qué te cuesta?, no seas egoísta, en fin, que al final acabamos por ceder no sea que nos vayan a poner en la lista negra. Así al final acabamos por dejar para otro momento aquello que sí queríamos hacer, o que era de vital importancia para vosotros.
No sé vosotros, pero yo casi siempre he antepuesto el bienestar de los que me rodean al mío, y así he ido dejando de lado muchas de las cosas que siempre había querido hacer. Por eso uno de mis propósitos de año nuevo es aprender a ser asertiva, es decir, aprender a decir que no sin sentirme egoísta por ello, es tarea difícil, porque tengo un sentido de la responsabilidad tremendo, que sin duda me dará más que un quebradero de cabeza. Quizá os parezca una tontería, pero a menudo cuando le digo que no a alguien, siento una vocecita en mi cabeza que me dice que he hecho mal, me siento tan culpable que al final acabo por ceder, y eso es una de  las cosas que tengo que trabajar, así que tengo que seguir las instrucciones de Fátima al pie de letra.

Como bien nos dice es importante tomarse tiempo para uno mismo, está bien eso de ser generoso con los demás, pero no a costa de nuestro propio bienestar, ni de nuestro tiempo. Después de todo, ¿cuántas veces nos habrán devuelto el favor?, supongo que pocas, en general al ser humano le cuesta muy poco olvidar ciertas cosas, ¿no es así?

Debemos tomar las riendas de nuestra vida, porque nos pertenece solo a nosotros, así que nadie tiene derecho a decirnos como debemos actuar o no, y nuestro tiempo es parte de ella, así que no dejemos que nadie nos lo robe por la cara.

El día que decidí matricularme en la UNED empecé a hacer las cosas a mi manera, ese día decidí que yo era dueña de mi vida y que iba a luchar a brazo partido para lograr mi objetivo costase lo que costase. Afortunadamente desoí las voces en contra, lo que me está permitiendo dar lo mejor de mi en una carrera que me gusta mucho, descubrir los sonetos de Wyatt, o The Spanish Tragedy de Thomas Kyd, están dando un nuevo sentido a mi vida. Pero, además me está devolviendo la autoestima perdida y me está ayudando a ver lo bueno que hay en mi, algo que hasta hace poco no sabía. Mi entrega y dedicación a esta carrera es tal, que si alguien me pide que abandone el estudio para hacerle un favor la respuesta es un no rotundo.
Estoy tomando mis propias decisiones, arriesgándome y enfrentándome a mis miedos, que a menudo me hacen plantearme si serviré para esto, o si sobreviviré a los exámenes. La respuesta está clara, por supuesto que sobreviviré, estoy empleando mucho tiempo y esfuerzo para salir airosa de ellos, así que algo bueno conseguiré, tendré que seguir trabajando sin rendirme pero más tarde o más temprano dará sus frutos. Estoy abriéndome un nuevo camino, pero también estoy asumiendo las consecuencias de mis posibles errores, pero al menos esta vez no sentiré que estoy perdiendo mi vida, me levantaré de nuevo como lo he hecho tantas veces y volveré a empezar. Aunque estoy segura de que todo va a ir bien a partir de ahora, ¡nadie se muere por hacer una carrera!, el mundo está lleno de titulados que sin bien lo pasaron mal durante unos años, al final lograron su objetivo, ¿por qué habría de ser yo menos que ellos?

Emular a las hermanas Bronte es otro de mis propósitos,
así que debo estudiar mucho para ser tan buena como ellas

Así que desoír a unas cuantas personas y aprender a decir que no es mi propósito para este año, y creo que voy por buen camino, ¿y vosotros?

Os invito a visitar el blog de Fátima, seguro que os gusta tanto como a mì

Hoy como pieza musical me gustaría compartir con vosotros Song to the moon, the la ópera Rusalka de Bvorak, interpretada por la gran Anna Netrebko, una maravilla de pieza que refleja muy bien como me siento en estos momentos, después de todo, ¿quien no le ha pedido a la luna que le conceda un deseo?
Que tengáis un gran fin de semana



martes, 15 de enero de 2013

Por los niños de Siria en Jordania


Hoy escribo una entrada muy breve para pediros un pequeño favor, se trata de echar una mano a los niños Sirios que se encuentran en el campo de refugiados de Jordania en el campamento Za’atari, que lo están pasando realmente.
Las lluvias de las últimas semanas han complicado aun mas su vida, se han desbordado los desagües, se ha caído una tienda de campaña, y lo que es peor, los niños pasan mucho frío en un lugar que evidentemente no es un hogar. Las temperaturas bajan de los cero grados, así que os podréis imaginar lo mal que lo están pasando. Nosotros ahora mismo estamos pasando unos días de frío muy intenso, pero estamos en nuestra casa, abrigaditos, con la calefacción día y noche si hace falta, un lujo que ellos no tienen desgraciadamente. Por si fuera poco el tránsito hacia el campamento se hace extremadamente complicado, por lo que suministrar víveres y medicamentos se está haciendo casi imposible.
En esas condiciones os podréis imaginar lo mal que lo están pasando los niños, las víctimas mas inocentes de todos los conflictos, obligados a crecer en campos de refugiados después de haber vivido el horror de los bombardeos. Pierden su infancia, su inocencia, viven situaciones terribles, algunos pierden a sus padres en durante el conflicto, y seguramente sus vidas ya nunca volverán a ser las que eran, quedando marcadas para siempre.
 La comunidad internacional debería hacer algo para que estas criaturas puedan tener un hogar, pero mientas eso ocurre UNICEF trabaja duro para hacer que su sufrimiento sea un poco más llevadero, y ahora necesitan más que nunca ayudar a estos niños.  Por eso si podéis echar una mano no lo dudéis, sé que son tiempos difíciles, y que no todo el mundo puede echar una mano, pero seguro que ahí leyendo esto ahora mismo hay personas que sí pueden, a vosotros me dirijo, no dejéis que estos niños sigan sufriendo, echad una mano. Merecen un futuro mejor, en paz y lejos del sonido de las bombas, deberían volver a reír y jugar igual que el resto de los niños, la sinrazón de unos pocos les ha arrebatado ese derecho, pero ellos no tienen la culpa.

Hoy asomada a mi timeline de Facebook he visto una foto de dos de esas niñas, una de ellas era un bebé, y ya se podía ver en sus ojos el dolor por todo el horror que ha vivido en su corta vida, me ha roto el corazón y por eso escribo esta entrada, para que ella tenga la vida que merece.

Os paso el enlace de UNICEF donde os cuentan todo lo que están intentando en el campamento

lunes, 14 de enero de 2013

¿Es una lacra tener un CV demasiado extenso?


Paseándome por mis grupos de LInkedin, he encontrado un debate que me ha producido bastante curiosidad, así que inmediatamente he entrado a ver qué se cocía, y las diferentes respuestas me han dado mucho que pensar.

El titular era cuando menos curioso, “Es una lacra tener un amplio CV….”, la verdad es que el titular es cuando menos llamativo. Se pueden leer respuestas de todo tipo, hay quien opina que sí es una lacra, ya que a los profesionales de los Recursos Humanos les de pereza leer tanto, otros opinan que no, puesto que así reflejas de manera fiel tu experiencia, y dan por sentado que un buen profesional lo leerá si está realmente interesado en un candidato concreto.

Desde luego yo que ya llevo tiempo intentando resumir mi CV, ya he quitado cursos, incluso alguna que otra experiencia que ya ha quedado muy atrás en el tiempo y que ahora mismo resulta irrelevante para mi perfil, la cosa está más que clara. Tengo que el CV que tengo porque ya tengo una edad, y llevo muchos años en el ruedo,  además he hecho muchas cosas, no solo a nivel profesional, sino también de estudio, como por ejemplo los años que estudié en la escuela de música. Toda esa experiencia me convierte en la profesional atenta y amable con los clientes, respetuosa con mis jefes, y sobre todo me dotan de la responsabilidad necesaria para hacer mi trabajo de manera puntillosa porque sé que los demás tienen bastante con el suyo. Así que yo no pienso cortar mi CV, porque sería como cortar mi experiencia laboral, que además en ciertos momentos fue muy dura y sacrificada, así que ahí se queda.

Yo, como el resto de compañeros también espero que algún buen profesional de los recursos humanos sepa valorar lo que puedo ofrecer a una empresa: tenacidad, experiencia, solidaridad, trabajo en equipo, buen talante, optimismo, creatividad, buena capacidad expresiva, muy buenos conocimientos de inglés, paciencia…

Todo eso y  mucho más está en mi CV, así que no lo pienso cortar, es lo que es, mejor dicho, soy yo, ni más ni menos.

Y para terminar os dejo una pieza musical como no podía ser de otra manera, esta vez me gustaría a apoyar a una soprano española que está comenzando su carrera, María Miró, que además es amiga de mi prima Lucía que es flautista, nos deleita con dos temas de Rachmaninov, genio entre los genios. Mucha suerte en tu carrera María



domingo, 13 de enero de 2013

Para mi abuela y su hermana


Llevo unos días sin poder escribir, en parte porque estoy convaleciente de una gastroenteritis que me ha dejado bastante maltrecha, que después he encadenado con un feroz catarro. Pero he decidido que no tengo ningún derecho a quejarme, después de conocer ciertas noticias algunas de ellas muy trágicas, los catarros se curan después de todo, un poco de jarabe para la tos y asunto arreglado.

Veréis ayer estuve casi toda la tarde haciendo compañía a mi abuela que está en el hospital, no tiene nada grave, tan solo un poco de fatiga, pero dada su avanzada edad los médicos decidieron que era mejor hospitalizarla. El caso es que la mujer ayer estaba de muy bueno humor, y no pierde su genio habitual, especialmente con una de mis tías, a la que manda a paseo con una facilidad pasmosa, ¡cosas de la edad!
Pero si hubo algo que le hizo partirse de la risa fue una petición muy singular que le hice yo: “Bueli, ya que estás en el hospital mira a ver si hay algún médico  joven y guapo para mí”. Claro ella que se lo toma todo en serio al principio me contestó que no sabía de ninguno, pero luego cuando le dije que preguntara a alguna enfermera enseguida sonrió y dijo que por supuesto que iba a preguntar, ¡será por médicos en un hospital! Se reía la mujer, ¡qué cosas tiene mi nieta!, pero en el fondo sé que le haría ilusión, ¡cuántas veces me habrá dicho la mujer que su ilusión es verme casada!
Después de marcharnos del hospital recibimos la llamada de una prima de mi madre, que nos comunicaba que su madre, hermana de mi abuela estaba en el hospital con la cadera rota, ¡vaya racha! Y sin encima os cuento que otra de las primas de mi madre está en la habitación contigua a la de su tía, ya seguramente diréis eso de “las desgracias siempre vienen juntas”, si es que hay días que mejor…

En fin, el caso es que esta tía de mi madre con casi ochenta y nueve años tiene una vitalidad absoluta, y seguramente no vais a poder creer lo que os voy a contar ahora mismo. Esta mujer de edad avanzada, se subió a una silla ayer, no me diréis para qué, se cayó, pero ella que es indestructible, resulta que se levantó toda pancha, comió, y después de haber fregado bien todo, no vaya a quedar mi cocina sucia, llamó a su hija para decirle que tenía dolores. ¡Cómo para no tener dolores!, el caso es que esta mujer no se deja apabullar por nada ni por nadie, es todo un ejemplo de superación y fortaleza, y yo creo que es la primera vez que está enferma, bueno la segunda. Hace unos años con los ochenta ya pasados fue operada de apendicitis, ella misma fue al médico porque dijo que tenía un dolor en el costado, de avisar a la hija ni hablar, tuvo que ser el médico el que la llamó, no la iban a ingresar sola. El caso es que después de la operación, el día que le daban el alta, el médico pasó por su habitación para explicarle como debía cuidar la herida y demás, y al preguntarle éste si tenía alguna duda ella respondió con su gracia y salero habitual: “Sí, tengo una duda, ¿puedo ir a la playa a bañarme”, el médico quedó un poco sorprendido, y después de contestarle que sí, por supuesto, le comentó que no esperaba que una señora de su edad fuese a la playa a bañarse, a lo que ella respondió inmediatamente: “Todos los días mientras pueda”

Definitivamente yo creo que en lugar de salud, lo que le tenía que haber pedido a los reyes era ser como la tía, porque así seguro que los virus ni se me acercaban, espero que algún gen de ella me haya tocado, después de todo el parentesco está ahí.

Y como también soy mitad candasina, me gustaría dedicar la pieza musical a la memoria de las tres personas fallecidas ayer en Carreño, que además me he enterado que estaban emparentados conmigo, aunque de manera lejana. Me gustaría dedicarles el Pie Jesu de Faure interpretado por la gran Victoria de los Ángeles


martes, 8 de enero de 2013

Eligiendo mi propio camino


Han pasado ya las fiestas, y todos vamos poco a poco volviendo a nuestra rutina, atrás quedan las reuniones familiares, las comidas con los amigos, y ahora toca volver a nuestra rutina de siempre, ya sabéis la vuelta al trabajo, o al cole, según toque.

A mí me toca la vuelta a los estudios, aunque es algo que durante estas fiestas no he dejado de lado del todo, es más en Nochevieja me riñeron porque estaba leyendo Enrique V, “¿quieres dejarlo ya?, me gritaron todos, igual tenían algo de razón J.
El caso es que a pesar de todo, y aunque las cosas ahora mismo no están muy claras me gusta la persona que soy ahora, alguien capaz de afrontar nuevos retos, que no se amilana ante nada, y  que intenta superar sus miedos enfrentándose a ellos.
He sido muchas cosas, la chica del café en Accentûre, la dependienta que siempre estaba ayudando a sus compañeros, la chica de la Vending también en Accentûre, la recepcionista del hotel, en fin. También he sido la chica de las prácticas, algo que no siempre me ha resultado cómodo, sobre todo en cierto sitio donde el lema era algo así como “no hagas eso que para eso está la de prácticas”, y allí  iba Noelia haciendo todo lo que “ellos”, debían hacer. Entonces no me quejé, aunque hubo momentos en los que me dieron ganas de mandar a más de uno a la porra, pero es que el enfrentamiento no va conmigo, no merecía la pena, las prácticas terminaron y yo seguí adelante con mi vida, ¡allá ellos!
Por eso valoro mucho las prácticas que hice en aquella empresa de marketing online profesional, donde me trataron con tanto respeto, y desde luego nadie me utilizó como mula de carga ni tuve que oír una palabra por encima de otra. Allí todo el mundo se volcó conmigo, desde el compañero que amablemente me explicaba todo lo que hiciera falta para poder hacer aquella aplicación en Flash que tantos quebraderos de cabeza me dio. Como la compañera que me enseñó lo que era una Community Manager, y me mostró todos los secretos del Social Media. Ninguno de ellos puso nunca una mala cara, ni se molestó por las muchas preguntas que les hacía, me trataron como a una más, y aunque a veces iba a firmar la hoja de firmas en el momento más inoportuno no se molestaban. Aquel chico tan callado y serio, simplemente se quitaba los auriculares y con mucha paciencia buscaba la hoja de firmas, que estaba normalmente algo escondida en el barullo de su mesa. Hablaba poco, pero se notaba que estaba muy metido en su trabajo, que seguramente le daría más que un quebradero de cabeza, ¡con tanta responsabilidad no me extraña! Pero nunca levantaba la voz, siempre estaba tranquilo, si tenía que decir algo lo decía con calma, sin gritos, es decir, haciendo uso de una gran educación, no como otras personas con las que he trabajado, que parecían muy majos al principio, resultando al final lobos con piel de cordero.

Fue durante esas prácticas a finales de 2011 cuando decidí que quería hacer el grado, no sé que fue lo que pasó durante esos días, y los días previos en el curso, pero de repente empecé a ver las cosas con claridad, y decidí que ya sabía lo que quería ser. Empecé a valorarme como lo hacían mis compañeros y algún que otro profesor, que con su acento Allerano me animaba a seguir adelante, se preocupaba tanto por mí. Y tampoco me olvido de aquella compañera que vino un día de Bélgica, y que me decía que yo valía mucho, y que no debía permitir que nadie me hiciese de menos, muchas gracias chicos.

A todos vosotros  me gustaría deciros que habéis formado parte de esta decisión que tomé hace algo más de un año, yo creo que la mejor decisión de mi vida, así que os tengo que dar las gracias por ello.
El camino será largo y no sé aun a donde me llevará, pero lo que si sé es que es el camino que he elegido yo.

Y para terminar os dejo con esa chica que me gusta tanto, sus maravillosos agudos me ayudan a concentrarme, me relajan y despiertan miles de sensaciones en mí. En esta ocasión acompañada de Daniel Barenboim al piano nos regala una hermosa pieza de Bvorak, espero que os guste


sábado, 5 de enero de 2013

Feliz día de reyes


La Navidad está llegando a su fin, pero todavía nos queda la noche más mágica del año, esa en la que todos nos volvemos un poco niños y sentimos de nuevo la misma ilusión que sentíamos cuando éramos pequeños y esperábamos con ansia la llegada de los Reyes. En mi casa solían venir por la noche, después de la velada familiar en casa de mi abuela Anita que vivía enfrente, no sé cómo se las arreglaban, pero el caso es que siempre entraban por la ventana de la habitación de mis padres, debían utilizar una escalera muy grande, porque vivimos en un quinto.

Todas las noches de reyes eran especiales, pero recuerdo con especial ilusión la noche de reyes de 1980, cuando me trajeron la bici, ese día creo que fui la niña más feliz del mundo. También me trajeron en casa de mi padrino el cuento de La Bella Durmiente, que aun hoy guardo como oro en paño, junto con otro que me regalo su hermana Joaqui y su madre Mirina cuando hice la comunión, mis tesoros que diría un tal Gollum.

El caso es que esta noche siempre ha sido mágica en mi familia, y aunque  han pasado muchos años y ya he crecido un poquito J, todavía conservo algo de aquella ilusión, y reconozco que me encanta ver la cabalgata. No hay nada más bonito que ver las caritas de ilusión de los niños al ver pasar a Melchor, Gaspar y Baltasar, ¿verdad?

Este año no les he pedido mucho, la verdad es que se me adelantaron un poco con el E-Book, sus majestades son muy inteligentes y sabían que me venía muy bien para los estudios, así que pasaron por mi casa unos días antes. Les tuve que prometer que iba a estudiar un montón, sino me lo cambian por carbón J.
Además me gustaría pedirles alguna cosina más con vuestro permiso, seguro que muchos de vosotros habéis pedido lo mismo o casi lo mismo.

A sus majestades de oriente les pido un poco de paz en el mundo, sobretodo en Siria, donde tanta gente está muriendo de la peor de las maneras. También les pido que se acabe la crisis, y que todas las personas que buscan trabajo lo encuentren para que puedan dar de comer a sus familias. También les pido salud para todos, especialmente para algunas personas que nos han dado algún que otro susto. Y que las niñas como Malala tengan derecho a una educación, y los Talibanes y demás engendros que las persiguen acaben donde deben... Que todos los niños se levanten el domingo por la mañana para encontrar su regalo junto al árbol. Por supuesto que apruebe todos mis exámenes, y ya puestos a pedir que mi abuela celebre diez cumpleaños más, que noventa años no son tantos, y tiene mucho aun que celebrar con los que la queremos.

Este año no ha sido de los mejores, pero tampoco ha estado tan mal, he conocido mucha gente maravillosa que me ha aportado mucho y he vuelto a estudiar, todo irá mejorando poco a poco, ¿verdad?
Sus majestades vienen de Oriente cargados de regalos para los niños buenos, me parece que a algunos que ya sabemos les dejarán carbón

Espero que se cumplan todos vuestros deseos y que la noche más mágica del año os traiga paz y felicidad a todos. Feliz día de reyes.

jueves, 3 de enero de 2013

Mis propósitos de año nuevo


Parecer ser que mi entrada de ayer os ha parecido un poco negativa, al menos a algunos de vosotros, si bien no era esa mi intención, la verdad es que pretendía reírme un poco de mi misma, pero por lo visto me ha salido el tiro por la culata. Si es que verdad que se aleja un poco del carácter alegre y optimista de otras entradas, y tengo que admitir que sí estoy un poco enfadada, aunque no era eso lo que pretendía transmitir en mi entrada anterior.

Querida Lidia me pides que escriba cinco propósitos, y tengo que decirte que me resulta muy complicado, porque para ser sincera yo nunca he hecho ningún propósito al empezar un nuevo año, así que es una novedad, pero en fin, lo tendré que intentar.

Mi primer propósito es aprobar todos mis exámenes en febrero, así que me dispongo a estudiar como una posesa para que eso ocurra, que no sea por falta de estudio J

Después me propongo comer menos chocolate durante mis horas de estudio, algo que me va a costar, sobre todo con mi hermana María en casa, que no para de traer tabletas a casa, y así no hay quien se resista J
Bueno ya tenemos dos, ahora a ver que se me ocurre, no sé, no sé, ¡ya lo tengo!, prometo intentar no gritarle a nadie por el más mínimo motivo, ahora que si me provocan no respondo de mis actos, pero por lo menos lo intentaré.

El tercero podría ser aprender a decir que no a la gente sin sentirme mal por ello, lo que se llama asertividad, algo de lo que yo carezco completamente, y así me ha lucido el pelo. Así que uno de mis propósitos tiene que ser éste, pues he decidido que debo hacer lo que me haga feliz a mí, y los demás ya encontrarán su camino, así que a partir de ahora me voy a hacer respetar.

¡Y ya van cuatro!, y el último no se me ocurre, podría ser salir de las listas del paro, pero eso me temo que no está en mi mano, pero lo que si me propongo es poner todo de mi parte para que se haga realidad, eso sí, sin dejar mis estudios de lado que tan feliz me están haciendo.

En fin, lamento mucho que el post de ayer os haya resultado un poco negativo, quizá a alguien le sonó hasta resentido, pero de verdad que no era esa mi intención. 

Empecé mi nueva etapa en la UNED con mucho entusiasmo, y aunque sabía que no todo el mundo lo iba a comprender si que esperaba un poco más de comprensión, por desgracia no todo el mundo lo ha visto como yo lo veía. Pero lo que sí que no esperaba era tanta oposición, algo que me ha molestado profundamente. Durante muchos años he tenido que aguantar que todas mis decisiones hayan sido juzgadas y cuestionadas por los demás, y ahora he decidido que debo hacerme valer, y voy a poner todo de mi parte para que me respeten. Y éste quizá deba ser el mayor de mis propósitos este año: que me respeten, no es mucho pedir, ¿verdad?


Y bueno como hay que empezar el año con buen pie os propongo como pieza musical O holly night, interpretada por los chicos del coro del Kings College de Cambrigde, una maravilla, espero que os guste.


miércoles, 2 de enero de 2013

Todos los años igual, ¿cuándo te casas?


Me dispongo a escribir mi primera entrada del año, y no sé muy bien que decir, lo suyo sería hablar de los propósitos que todos hacemos al comenzar el año, pero la verdad es que no tengo ninguno especial este año, total, al final nunca se cumplen. Así que he preferido tomarme las cosas a broma y he decidido que voy a hablar de lo que tanto le preocupa a todo el mundo, por qué sigo soltera ;-)

Me imagino que a estas alturas estaréis todos un poco confundidos, diréis, y a mí que me importa que esta chica siga soltera, y encima se dedique a estudiar en lugar de buscarse la vida como hacemos todos. Pues bien, resulta que en mi familia, hay mucha gente preocupada por ese aspecto de mi vida, y todos los años me preguntan lo mismo, ¿por fin tienes novio?, ¿te nos casarás este año?, ya os podréis imaginar que la dichosa pregunta es un pelín cansina.

La verdad es que oportunidades no me han faltado, ni aquí ni en Londres, pero al final, por una u otra cosa todo se torcía, cuando no era una antigua novia que reaparecía en escena después de años, era un viaje a Sudáfrica sin billete de vuelta, y como a mí no se me había perdido nada por allí…Después están los típicos amigos que quieren ser algo más, y ya sabéis que esas cosas nunca funcionan, un amigo nunca va a funcionar como novio, sobre todo si a la principal interesada no le gusta de esa manera el pobre chico, así que nada de nada. No hay nada peor que tener detrás como un perrito faldero a alguien a quien solo has visto como amigo, casi como un hermano, ¡menudo agobio!

Total que al final llegamos a cierta edad y nada de nada, algo que hoy en día es muy normal, pero sin embargo para muchas personas sigue siendo casi una desgracia, y no paran de recordárnoslo. Pero digo yo que eso no es así, vamos a ver no voy a ser hipócrita, claro que me gustaría tener a una persona a mi lado para compartir los buenos y los malos momentos, sobre todo ahora que mis hermanas están fuera, pero no es algo que me preocupe tanto. Disfruto de la vida que tengo, y  no me obsesiono por encontrar al príncipe azul, más que nada porque sé que no existe, hace tiempo que dejé de creer en los cuentos de hadas.

Vamos a ver, soy una chica estupenda, que ha vivido en Londres sin ayuda de nadie, que ha sabido sobrevivir sin que nadie tuviera que sacarle las castañas del fuego…, y no me ha ido mal del todo. Así que ya lo sabéis familia, sigo sin tener pareja, y por supuesto no tengo pensado casarme este año, pero eso sí soy muy feliz con lo que tengo, ya estoy completa, así que vale ya de darme la lata con lo mismo todos  los años. Pensadlo por el lado positivo, no tenéis que comprarme ningún regalo de boda, que con la crisis que tenemos hay que ahorrar ;-)

No sabía muy bien que pieza musical compartir con vosotros para acompañar esta entrada, así que al final estando en las fechas que estamos he pensado que lo suyo sería poner una pieza navideña, y he pensado primero en Holy Night, pero después me acordé del gran Tomás Luis de Victoria y su O magnum mysterium. Se trata de una pieza preciosa a cuatro voces que he cantado alguna vez con el coro, una auténtica maravilla, espero que lo disfrutéis.