sábado, 30 de noviembre de 2013

La generación perdida de Siria

No hace falta que os explique como están las cosas en Siria, lo vemos cada día en los informativos. No pasa ni un solo día sin que nos horroricemos con los hechos que allí están sucediendo. Hoy me gustaría hablar un poco del impacto emocional que esta guerra está causando a los niños del país, los expertos los han bautizado ya como la generación perdida.

El mundo debe actuar ya para salvar a los niños de Siria
Ayer en la BBC, como no podía ser de otra manera, hablaba el Alto Comisionado de las Naciones Unidas sobre las vivencias de los niños en los campos de refugiados. Niños que se han visto obligados a abandonar sus casas, dejando a sus amigos en el camino, sus vivencias, en definitiva su infancia. Algunos de los niños describían el momento en el que vieron morir a su padre o a su madre, lo relatan con la naturalidad de quien se han acostumbrado a vivir con el sonido de las bombas y la tragedia. Una niña no quería mostrar su rostro a la cámara, aterrorizada por lo que ha vivido, mientras hablaba a la cámara se tapaba la cara con las manos como intentado alejar el horror que la ha sacudido sin piedad. Otros en cambio no tenían tiempo de hablar ante las cámaras, estaban trabajando obligados por la necesidad. El Alto comisionado decía que a veces estos niños son la única fuente de ingresos de la familia, cuando los padres mueren el hermano mayor se convierte en el cabeza de familia y así abandona para siempre su infancia, triste, ¿verdad
Sin embargo, este alto cargo de las Naciones Unidas hablaba también de solidaridad, ya que la sociedad siria, golpeada por el horror de la guerra tiende su mano a quienes más lo necesitan. Hablaba este señor de el caso de una mujer que llevaba dos niños de la mano, cuando le preguntaron si eran sus hijos ella respondió que no, sus padres habían muerto en el conflicto y ella los había adoptado. Así es la sociedad siria, se desangra por un conflicto que parece no tener final, pero no dejan de ayudar a quien lo necesita, ofreciendo al mundo el más hermoso ejemplo de generosidad y entrega. El Alto Comisionado reconocía que ese no era el único caso del que tenía constancia, y afirmaba que jamás había encontrado personas tan generosas como las que conviven en los campos de refugiados.

La guerra es algo atroz, causa estragos dejando familias rotas para siempre, baña los campos de sangre de inocentes, y todos al final salen perdiendo. Tan solo espero que un día no muy lejano los niños de Siria puedan volver a sus casas, y las risas reemplacen y acallen para siempre el sonido de las bombas.


Para terminar os dejo con una pieza musical preciosa que ya he compartido en más ocasiones, se trata de la Romanza de Salvador Bacarisse, una pieza de extraordinaria belleza, que a mí por lo menos me hace reflexionar. Además he elegido un vídeo que nos recuerda el horror de las guerras, que es el mismo en todas partes.





viernes, 29 de noviembre de 2013

Gracias por estar ahí

Hoy esta entrada está dedicada a los chicos de No quiero ser portada de los lunes al sol, y a las chicas de Parejas orientadoras para la búsqueda de empleo, que me han entrevistado para dar visibilidad a mi perfil laboral.

Las redes sociales se han convertido en una poderosa arma de comunicación, así las distancias desaparecen, y es posible que personas de lugares lejanos, como son Barcelona, Mallorca, Gijón, Madrid y Granada, estemos cerca, unidos por una causa común. Ambas webs prestan apoyo desinteresado al desempleado, nos dan la oportunidad de darnos a conocer, contando no solo nuestra experiencia laboral, sino también un poco de nuestra vida y nuestras inquietudes. Nos ofrecen su mano y nos guían en esta senda tan dura que es el desempleo, y lo hacen sin esperar nada a cambio, convirtiéndose en amigos que se desviven por nosotros. Y que quede claro que son amigos de los que nunca fallan. El mundo web 2.0 nos ha unido, y de esta manera hemos formado una gran comunidad que va mucho más allá de la búsqueda de empleo, es un camino hacia el futuro que poco a poco vamos recorriendo con cierta incertidumbre, es verdad, pero también con mucha esperanza. Por eso valoro tanto esa pequeña colaboración con ellos, que quiero agradecer desde mi blog personal, en el que muestro tal y como soy.
Y esta soy yo tal y como soy, una soñadora que no se rinde jamás

Gracias chicos por estar ahí, por seguir a mi lado y sostenerme en mis momentos de desánimo.  Desde que habéis entrado en mi vida, puedo decir que soy otra, tengo más ánimo, y creo más en mí misma. Me habéis escuchado cuando necesitaba gritar a los cuatro vientos lo harta que estaba, y habéis puesto todo de vuestra parte para descubrirme lo grandes que pueden ser los amigos virtuales. Ahora no somos desempleados, somos mucho más que eso, somos un grupo de personas que creen que es posible vencer al desaliento y hacer realidad nuestros sueños. Al menos uno de los míos ya está en camino, y sé que algún día será una realidad, el resto ya irá llegando.
Si estás desempleado y sientes que el desánimo está haciendo mella en ti, entra en sus páginas web y busca su ayuda, no te arrepentirás. Se convertirán en tus mejores aliados, caminarán de tu mano, y de este modo ya nunca volverás a estar solo. Así lo hicieron conmigo, y con el amigo Fernando, de No nos detengamos, que poco a poco va superando su enfermedad, y hoy ya está trabajando de nuevo. Su última entrada en su blog fue hace unos meses para dedicarme unas bonitas palabras que hoy quiero agradecer, muchas gracias Fernando, sigue luchando sin rendirte. 
El desempleo es un camino plagado de rocas puntiagudas que se clavan con saña. A menudo tropezamos y nos caemos, y no vemos nada a lo que poder aferrarnos para volver a levantarnos. Es un camino muy oscuro, por eso no vislumbramos la luz que se oculta al final del túnel, pero, ¿sabéis una cosa? No quiero ser portada de los lunes al sol y  Parejas Orientadoras para la búsqueda de empleo, tienen velas, para que ese camino no sea tan oscuro. El presente es duro y el futuro parece incierto, pero no os desaniméis, mañana volverá a salir el sol como siempre.
Este post está dedicado especialmente para Rosa, Emma, Julio, Ana Carmen, Lidia, Alberto, Fernando, Ana Muñoz, Celia, Laura,  y para todos aquellos que estáis en búsqueda de empleo, no os rindáis.

Gracias chicos, estoy orgullosa de ser vuestra amiga virtual, y ya tengo ganas de que hagamos una quedada para desvirtualizar ;-) 

Y como no podía ser de otra manera os tengo que dedicar a todos una de esas piezas  musicales que tanto me gustan. Y como hacía mucho que no compartía nada de mi amiga Anna Netrebko he decidido que hoy sería ella la encargada de poner la nota musical. Es una actuación en vivo en la Plaza Roja de Moscú, y nos deleita con una hermosa aria de Il Trovatore. Disfrutadla chicos, os la merecéis.



lunes, 25 de noviembre de 2013

Día Internacional por la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

Hoy 25 de noviembre celebramos el día Internacional de la Eliminación de la violencia contra la mujer. Esta fecha se merece que nos paremos a reflexionar, ya que las cifras de la llamada violencia de género no dejan de aumentar cada día.

Sobran las palabras


Que las cifras de la llamada violencia de género son un escándalo son evidentes, casi todas las semanas escuchamos algún caso en las noticias. Desafortunadamente las generaciones más jóvenes también están siendo víctimas de este tipo de violencia. El Principado de Asturias, por poner un ejemplo, ha detectado ya casos de violencia de género en menores de catorce años, ¿no os parece una aberración?

Las mujeres hemos recorrido un largo camino a lo largo de la historia, hemos tenido que trabajar muy duro para alcanzar los derechos que ahora mismo disfrutamos. Afortunadamente hemos salido del ámbito doméstico, en el que estaban confinadas nuestras antepasadas, y hemos pasado a desarrollar oficios antaño reservados para los varones. Nos hemos hecho fuertes e independientes, sin embargo, como estamos viendo casi a diario en las noticias, todavía queda mucho camino por recorrer.

Nadie tiene derecho a decirnos como tenemos que vivir nuestras
vidas, pues estas son nuestras
Las amigas las escogemos nosotras, son personas con las que tenemos afinidad, y con las que compartimos gustos y aficiones. Están con nosotras en los buenos y en los malos momentos. Lo mismo sucede con la familia, están siempre a nuestro lado, nos dan la mano cuando tropezamos y nos ayudan a levantarnos si nos hemos caído. Por eso cuando tenemos una relación con otra persona, lo primero que debemos pensar es en quien ha estado a nuestro lado de manera incondicional desde siempre.
Si a tu pareja le cae mal esa amiga con la que has ido de marcha toda la vida, esa a la que conoces desde los tiempos de la escuela, o tal vez desde la facultad, si te prohíbe verla debes decirle que no. Pues tú eres dueña de tu vida y de tu destino, eres tú quien elige como debes vivir tu vida y con quien entras y sales.  No tienes que rendirle cuentas a nadie, así que tampoco debes permitir que “controle” tu teléfono móvil, la información que este contiene es privada y no le concierne a nadie más que a ti. Si te falta al respeto y menosprecia tus opiniones debes apartarte de él, no te quiere, tan solo eres un trofeo más de su colección, una más de sus propiedades.  Tú debes entender que no eres propiedad de nadie, eres un ser libre que tiene que hacerse respetar, y nadie tiene derecho a infravalorarte ni a menospreciarte.

Si te has sentido identificada de alguna manera con lo que acabas de leer, debes plantearte que quizá estés cometiendo un gran error, pero no te preocupes, estás a tiempo de solucionarlo. Rompe las cadenas que te atan a ese ser egoísta que lo único que pretende es adueñarse de tu vida y tus vivencias, que, como ya he dicho, solo te pertenecen a ti. Recuerda: El amor no es violencia.

Y para terminar he pensado que la pieza musical más adecuada para acompañar esta entrada es un réquiem, para recordar así a las víctimas de la violencia. Así que he decidido compartir con todos vosotros un fragmento del Réquiem de Verdi, ya que celebramos su bicentenario. He elegido una parte interpretada por por Angela Gheorghieu, una de las grandes voces de nuestro tiempo,  espero que os guste.








sábado, 23 de noviembre de 2013

Un mañana para ellos

El pasado día 20 se celebró el día del niño, por lo que hoy con un poco de retraso, he decidido dedicar una entrada en mi blog a los más pequeños de la casa.

Desgraciadamente en nuestro país estamos viviendo unos momentos muy convulsos, no me canso de decirlo, que están llevando a muchas familias a vivir una situación casi desesperada. Por este motivo, muchos niños están sufriendo en sus carnes las consecuencias de una crisis económica que no entienden, y de la que no tienen culpa. Son muchos los niños que a día de hoy acuden con sus padres a los comedores de caridad, donde los responsables se sienten desbordados ante la avalancha de personas que reciben cada día. Esos niños son los mismos que luego no rinden en la escuela, ya que sus padres los envían allí sin desayunar, y en casos aun más dramáticos, hasta sin cenar. Hay niños que la única comida caliente que prueban es la del comedor de la escuela, ¿triste verdad?
Muchos niños como esta pequeña están sufriendo las
consecuencias de esta crisis económica


La crisis económica pasará, pero habrá dejado a su paso muchas historias amargas, muchos sueños truncados, y se llevará también las esperanzas de muchas personas.

Los niños de muchos otros países han estado toda la vida en crisis. Así los niños de los basureros de Guatemala, sueñan con poder ir a la escuela, en lugar de pasar el día rebuscando entre la basura. Los niños de Siria sueñan con poder volver a sus casas algún día, para ver de nuevo a los amiguitos de su antigua escuela. Muchas niñas en países como Afganistán, sueñan con tener una educación que les proporcione una vida digna. Otras en cambio, quieren seguir siendo eso, niñas, ya que a menudo son forzadas al matrimonio, arrancando así de cuajo sus ilusiones y esperanzas.

Yo espero que los sueños de todos esos niños se hagan un día realidad, y que ningún niño que tenga que acudir nunca más a un comedor de caridad, ni que tenga que trabajar en los basureros, o casarse a la fuerza con un desconocido.
El mañana es para ellos, pero yo a veces me siento triste al pensar en el mundo que les vamos a dejar. Quizá ya va siendo el momento de hacer algo por ellos de verdad.

Y para terminar os dejo con una de esas piezas musicales que me gustan. Oh magnum mysterium de Tomás Luis de Victoria, interpretada por The Sixteen, una maravilla, espero que os guste.





sábado, 16 de noviembre de 2013

¿Qué es el amor?

Hace unos días un grupo de amigos y yo hablábamos de lo difícil que resulta en estos tiempos encontrar el amor. Es cierto que en los últimos años ha aumentado el número de personas que están solas, a la par que se han incrementado el número de separaciones y divorcios, por lo que hay muchas almas solitarias, que quizá sientan que  la vida les ha fallado en ese aspecto.Como os podréis imaginar, el tono de la discusión era un tanto melancólico, incluso un poco pesimista diría yo. Sin embargo, yo creo que estas personas se equivocan, el amor es mucho más que encontrar a tu alma gemela, que quizá es algo sobrevalorado.
 En estos últimos años he aprendido que el amor no es solo un sentimiento romántico, idea que sin duda ha sido creada de manera artificial por el cine y las novelas románticas. No nos espera a la vuelta de la esquina, por lo que no hace falta buscar en todas ellas a ver si está por ahí el amor de nuestra vida, que a  lo mejor resulta ser alguien a quien has conocido toda la vida.

El amor está en el recuerdo de mis abuelos, que me acompaña todos los días desde que me acuesto hasta que me levanto. Cuando miro sus fotos siento que ese amor que un día me dieron sigue a mi lado,y sé que  me acompañará hasta el final de mis días. Y yo siento que desde alguna de esas estrellas ese amor me sigue iluminando. A veces cuando me siento decaída, de repente me viene un olor familiar, o una imagen, recuerdo de tantas vivencias que me dejaron, y entonces  pienso: eso es amor, y sigue guiando mis pasos.
El amor también está presente entre dos hermanos que entierran el hacha de guerra, dejando atrás cualquier desavenencia, por amarga que esta haya sido. Se dan la mano, y en ese momento los recuerdos de infancia, los paseos en bicicleta, o las veces que han jugado a las muñecas o al fútbol, vencen al rencor que a veces se enquista en el corazón de los seres humanos.
A veces nos sentimos igual de solos que este banco


El amor también está presente en los padres que cuidan de sus hijos, que los acogen en su casa después de años de independencia, que cuidan de los nietos para que puedan seguir trabajando, ahora que ya no hay dinero para guarderías.
Pero también existe el caso contrario, el hijo que cuida abnegadamente de los padres enfermos, a veces con la memoria nublada por la demencia o el alzheimer.
¿Quién no necesita un faro que ilumine sus noches de soledad?
Por supuesto no me he olvidado del amor en pareja, algo que sin duda todo el mundo está buscando, pero que en estos tiempos de prisas y nuevas tecnologías, parece muy difícil encontrar.
Para mí el amor en pareja es como un barco pequeñito, tan pequeñito, que solo tiene dos tripulantes. Esos tripulantes pueden ser un hombre y una mujer, pero como los tiempos, por fortuna, han cambiado, ahora podemos ver barcos tripulados por dos hombres o dos mujeres. Unas veces ambos tripulantes regirán juntos el curso del barco, manejando el timón con igual destreza. Otras en cambio, uno de los tripulantes cansado por las fatigas del día a día, deberá descansar mientras el otro sigue dirigiendo el barco por los dos. Después, del descanso intercambiarán posiciones, y será el otro tripulante el que maneje el timón. 
¿A dónde les llevará ese viaje?, nunca se sabe, podría llevarles a una isla desierta, donde nada ni nadie se interpondrá en su camino. Otras en cambio, y dados los tiempos que corren, no les quedará más remedio que poner rumbo a costas extranjeras, donde se ayudarán mutuamente. Como dice una canción de Springsteen, el boss, “caminamos juntos, el uno al lado del otro, así cuando venga la noche, si perdemos el camino, y uno cayera detrás, el otro le esperará. Yo espero por ti, si cayese detrás, espérame tú a mí”. En otras palabras, si nuestro barco naufraga saldremos los dos en nuestros botes salvavidas, si el mío hace aguas, recógeme en el tuyo.
Esto es para mí el amor, algo que construimos entre los dos con el tiempo, ¿y para vosotros?

Y para terminar os dejo con una de las composiciones más bonitas que se hayan escrito, toda una declaración de amor, Para Elisa, sobra mencionar al autor.




domingo, 3 de noviembre de 2013

The Yellow Wallpaper

Hoy es un día de esos en los que lo único que apetece hacer es quedarse en casa leyendo un buen libro al abrigo de una taza de té, o de un buen chocolate caliente. El caso es que son estos días los que me sirven para recuperar el ritmo de estudio, de manera que poco a poco me voy poniendo al día con mis lecturas y todo lo demás. El jueves en la sala de estudio que hay aquí cerquita en El Llano, aproveché para ponerme al día con Género y literatura, y he aquí que descubrí The Yellow Wallpaper, un relato corto de Charlotte  Perkins Gilman, del que me gustaría hablaros hoy.


La protagonista de esta historia es una mujer que es obligada por su marido a vivir en una ciudad que no le gusta, y es encerrada en vida en una habitación con barrotes en las ventanas en una casa en la que no es feliz. Además, su marido le prohíbe escribir, por lo que no encuentra la manera de expresarse, y de esta manera languidece, mientras la vida a su alrededor sigue su curso. Pasa la mayor parte de su tiempo sola, observando el papel amarillo de la pared, que se convierte en una obsesión y espejo de su propia soledad y de su encierro. Una noche, mientras la luz de la luna se cuela en la habitación, descubre que en el papel pintado de amarillo, en el que se reflejan los barrotes, hay una mujer. Esta no dice nada, tan solo sacude los barrotes, intentando escapar desesperadamente, la historia entonces se torna sobrecogedora y misteriosa, ¿quién será esa mujer? Seguramente muchos de vosotros estaréis de acuerdo conmigo, en que la mujer de la pared no es más que el reflejo de la propia protagonista. Esta vuelca sus miedos y sus ansias de libertad en el reflejo de la pared. Intenta escapar, pero a la vez que lo intenta su angustia vital crece de manera alarmante, encerrada se convierte en víctima de los deseos de su marido, quien no escucha los deseos de su mujer. El relato es sobrecogedor, está lleno de misterio e intriga y en algunos momentos se vuelven angustioso, al igual que ella, yo también quisiera escapar, y me sorprendo aferrada a unos barrotes inexistentes, ¿será que la razón está a punto de abandonarme? No os voy a contar más de esta historia, os invito a que la leáis, merece la pena. 


La mujer de la pared podría ser cualquiera de nosotros, atrapados por la crisis vivimos vidas que no merecemos. Todos hemos sentido la necesidad de escapar alguna vez, y quién no ha sentido que se ahogaba mientras caminaba por la calle en medio del gentío, que a menudo parece ignorarnos.
¿Quién no se ha sentido solo en medio de un montón de gente?, ha sentido que no tenía con quién hablar, y no ha encontrado la manera de expresar lo que sentía. Ha intentado espantar a los demonios, que agazapados en las sombras de la noche, amenazaban con minar su moral y su cordura.
Vivimos tiempos duros, y todos nos sentimos como la mujer de la pared, atrapados tras los barrotes de una vida de paro y miseria, de la que intentamos escapar con desesperación. Nadie nos escucha, y así solos buscamos soluciones mientras otros parecen ignorarnos.


Al igual que la narradora sin nombre de The Yellow Wallpaper, yo también me he sentido atrapada tras los barrotes, llevando una vida que no he elegido y de la que no sabía como escapar. Me he sentido sola y abandonada, pero a diferencia de ella, a mí no me prohíben escribir, y así os puedo contar historias como estas. Mi blog y esa carrera en la UNED, que tantas alegrías me están dando, me permiten mantener a raya a esos fantasmas que a veces asaltan mi pensamiento. Quizá la mayor diferencia entre la mujer del papel pintado de amarillo y yo, sea que yo he encontrado mi fuente de expresión, yo ya no estoy sola. Las sombras de la noche pueden venir a buscarme, pero volverán de vacío, porque yo ya no pienso ir tras ellas, estoy consiguiendo romper mis barrotes, ¿y vosotros?

Ahora creo que le debo una entrada a Charlotte Perkins Gilman, la autora de esta inquiestante historia, ¿no os parece?

Hoy he decidido que mi pieza musical, dado lo desasogante de mi entrada de hoy, tenía que ser algo alegre y tranquilizador, y se me ha ocurrido que la banda sonora de Amélie es perfecta. En su día yo me negué a ver la película, ¿para qué quería ver yo esa película de la que todos estaban hablando?, me parecía un aburrimiento estar escuchando siempre Amélie por aquí, Amélie por allá.  Un día hace ya tres años, mi buena amiga Ana Belén, me la recomendó, ¡pero cómo era posible que yo todavía no la hubiese visto!", pura cabezonería Ana, nada más. En fin, que cuando la vi me cautivó por completo, y su banda sonora es sencillamente preciosa, así que con ella os dejo.